Intrussión Teatro recuerda a mujeres silenciadas en 'Detrás de un gran hombre'

Intrussión Teatro recuerda a mujeres silenciadas en 'Detrás de un gran hombre'

La obra se representó a las 20 horas en la biblioteca Torrente Ballester

Volvió el teatro a la biblioteca Torrente Ballester con 'Intrussión Teatro' y su 'Detrás de un gran hombre', que se representó a las 20 horas. Trabajaron en la sombra. Siempre detrás. Con minuciosidad, esfuerzo y pasión. Su mayor enemigo fue una sociedad en la que, según sus normas, pocas de ellas podían destacar por una única razón: no ser hombres.

La historia ha silenciado a muchas mujeres que han estado detrás de grandes hombres y que, sin lugar a dudas, fueron fundamentales en el desarrollo personal y artístico de ellos. Camille Claudel (Esther Nácar), Rosalind Franklin (Manuela Vicente) y Zenobia Camprubí (Lourdes Martínez), son tres de esas mujeres que han permanecido a la sombra de hombres tan dispares como Auguste Rodin, el equipo de hombres que creó el primer modelo de la estructura del ADN o Juan Ramón Jiménez. 

La magia del teatro ha querido que las tres se encuentren en un escenario disfrazado de taller de costura donde la historia las ha sometido eternamente a tener que vestir a hombres cuyas camisas, chaquetas y pantalones fueron rematados con hilos que nos les pertenecen del todo. 

Comentarios