Daniel Hernández Ruipérez desea que este nuevo período sea fructífero para la USAL

Daniel Hernández Ruipérez desea que este nuevo período sea fructífero para la USAL

El rector saliente mostró su apoyo a Ricardo Rivero en todo aquello que precise, y quiso agradecer a todos aquellos que le han acompañado a lo largo de estos ocho años

Daniel Hernández Ruipérez, rector saliente, explicó que con la toma de posesión de un nuevo rector se asiste a “un nuevo período que la comunidad universitaria desea fructífero”, y comenzó su discurso expresando su agradecimiento a todas las personas que le acompañaron en su equipo de Gobierno a lo largo de sus dos mandatos, recordando que “la Universidad nada nos debe a los que le servimos”, si bien él personalmente sí le debe a sus compañeros todo el esfuerzo realizado por esta institución y con su persona.

Ruipérez afirmó sin dudarlo que “ningún rector ha tenido mejores equipos”, por lo que dejan “un listón muy difícil de superar”. También elogió a todos los universitarios que desde otros cargos académicos hicieron posible el desarrollo de sus mandatos, así como a los representantes de otras instituciones, tanto académicas como parlamentarias, su ayuda durante estos 8 años por apoyarles en muchas de sus gestiones.

El rector saliente, que lamentó dejar muchos agradecimientos pendientes, aseguró que pese a haber vivido una gran etapa de crisis económica, deja la Universidad de Salamanca gozando de una gran salud, como demuestra la gestión de cuentas que se puede encontrar en el Portal de Transparencia de la USAL, y recalcó que los que sirven a esta institución deben rendir cuentas a la sociedad al término del mandato, así como ante la comunidad universitaria.

Daniel Hernández Ruipérez aseveró que “la autonomía universitaria, que llega por delegación de la sociedad, es imprescindible para desarrollar las funciones” propias de esta gobernanza, en contra de “la idea patrimonialista de quienes creen que la Universidad es de quienes estudian o trabajan en ella”.

Así, mostró su rechazo a todos aquellos que tratan de interferir en el funcionamiento de las universidades y las dejan sin medios, “lo contrario de lo que se debería hacer”. Este es uno de los síntomas “del agotamiento del modelo universitario español”, algo que Daniel Hernández Ruipérez ha denunciado en varias ocasiones, recordó, por lo que “es necesario un nuevo modelo que tendría que partir de un contrato de la sociedad con la universidad” y saber lo que se desea y los medios que se están dispuestos a asumir para conseguirlo.

Y es que, según matizó el rector saliente, el compromiso de la universidad con la sociedad se ha forjado en la USAL a través de los ocho siglos de historia que posee esta institución, y es este compromiso el que “tiene que dar un profundo orgullo de pertenencia y la consciencia de ser parte de un modelo colectivo que haga tener siempre presente el interés general de la institución por encima del propio”, por lo que Ruipérez recordó que todos los que forman parte de la USAL sólo serán grandes “en medida que lo sea la Universidad”.

El catedrático en Matemáticas mostró su orgullo por haber luchado para que la USAL “sea más prestigiosa, conocida e influyente en todos los ámbitos”, gracias a lo que han forjado “una imagen de institución seria, solvente académica y económicamente, rigurosa y comprometida”, ya que hoy en día la voz de esta universidad “es tenida en cuenta por los representantes políticos e institucionales, respetada y valorada internacionalmente y con voz en los medios”. Y avisó de que esa imagen “requiere una atención constante”, puesto que otorga autoridad y contribuye al progreso de la institución.

Ruipérez expresó que “servir como rector es uno de los honores más grandes que se pueden alcanzar” si bien es una posición temporal. Sin embargo, una vez llegado el mandato a su fin, afirmó que estará en todo momento disponible para el nuevo equipo de Gobierno, “porque un ex es para siempre”.

Además, felicitó al nuevo rector, Ricardo Rivero, por su triunfo electoral, ya que “ha quedado engrandecido al prevalecer sobre grandes proyectos”, y le ofreció su “ayuda leal para lo que pueda necesitar”, como ha hecho con todos los rectores a durante su larga vida académica.

Por último, pidió a todos aquellos que han apoyado a sus equipos de Gobienro que colaboren con el nuevo rector y apoyen todas las decisiones que tomen, ya que hay que estar “simpre con la Universidad, siempre con el rector”. 

Comentarios