Más de un centenar de niños y jóvenes participa en la VIII Jornada de Deporte Adaptado

Más de un centenar de niños y jóvenes participa en la VIII Jornada de Deporte Adaptado


El Pabellón Municipal de Deportes se ha convertido en el escenario de juegos entre chicos de Guijuelo y miembros de la Fundación Aviva Salamanca

Más de un centenar de niños y jóvenes ha participado este viernes en la VIII Jornada de Deporte Adaptado que desde las concejalías de Juventud, Deportes y Cultura se ha organizado en colaboración con la Fundación Aviva Salamanca y la escuela canina Triever-can.

Los participantes, entre los que se encontraban los socios de la Ludoteca y los miembros de las Navicolonias, han podido experimentar en primera persona cómo las personas con algún tipo de discapacidad también pueden disfrutar del deporte. Jugar al baloncesto, a las carreras de obstáculos desde una silla de ruedas, jugar al fútbol con un compañero como guía o realizar gymkanas de obstáculos con antifaces para comprobar las sensaciones de los invidentes eran solo algunas de las pruebas que podían realizar los participantes que además estuvieron en contacto con miembros de la Fundación Aviva Salamanca que les explicaron cómo es el día a día de las personas que padecen algún tipo de discapacidad. “Se trata de una jornada de convivencia muy especial en la que cada año participan más jóvenes de Guijuelo”, ha señalado Eugenio Sánchez de Fundación Aviva Salamanca, quien ha recalcado que es “una jornada única en la que a través del deporte demostramos cómo podemos convivir”.

La jornada en la que tanto el personal de la Concejalía de Juventud, como el de Deportes y Cultura han mostrado su satisfacción por la alta participación el trabajo con perros, se ha vuelto a convertir este año en una de las actividades estrella. Laura y su perro Luca, y Eva Arroyo, educadora canina y su perro Nala han sido los protagonistas de una de las actividades que más han llamado la atención de los más pequeños. Con ellos se ha trabajado el modo de actuar ante los perros, cómo acariciarlos e interactuar, así como se han realizado ejercicios de psicomotricidad, expresión y empatía, entre otros aspectos.


Para finalizar una pequeña asamblea de valoración, una canción para los ‘campeones’ (todos los participantes) y un aplauso ‘mudo’ manos en alto han servido de punto y final para la VIII Jornada de Deporte Adaptado.

Comentarios