La Navidad también se celebra en enero

La Navidad también se celebra en enero

Mayor disponibilidad en los espacios y precios más bajos, entre las ventajas de retrasar la fiesta de empresa navideña

Según datos de VenuesPlace, buscador líder de espacios para eventos, el 60% de las empresas organiza su fiesta de empresa la semana previa a Navidad y un 34% lo hace dos semanas antes. Sin embargo, a España está llegando una nueva tendencia: celebrar la fiesta de empresa de Navidad después de Navidad.

Cada vez, más empresas deciden celebrar este tipo de evento pasado el periodo navideño, entre mediados y finales del mes de enero. Así, según informa la plataforma y en relación a 2016, se ha visto incrementado en un 10% el alquiler de espacios para estas celebraciones después de las semanas de Navidad,

Ventajas de esta nueva tendencia

Las reuniones de empresa navideñas “son probablemente uno de los acontecimientos más importantes que se organizan en una compañía, ya que se trata de un momento ideal para hacer balance del año, motivar al personal y reunir a directivos y trabajadores en un ambiente relajado y distendido, lo que ayuda a conocer mejor a los compañeros y mejorar las relaciones personales”, apunta Blanca Orbe, directora de Marketing de VenuesPlace.

El presupuesto es un aspecto que tienen muy en cuenta las empresas a la hora de organizar su fiesta. Durante los años de crisis económica, numerosas firmas se vieron obligadas a renunciar a ellas. En otras muchas, fueron los propios trabajadores quienes tuvieron que autofinanciarlas.

Entre los principales argumentos para este cambio de fecha se encuentra que los directivos encargados de organizarlas tienen a su disposición un mayor abanico de posibilidades, dado que la demanda de espacios disminuye pasado el mes de diciembre. Son numerosas las empresas que han empezado a buscar localizaciones durante noviembre y, tras darse cuenta de la baja disponibilidad, han decidido trasladar la celebración de este tipo de evento al mes de enero.

Además, se aprecia también una mayor disponibilidad por parte de los trabajadores. Las fechas navideñas están llenas de encuentros familiares y reuniones entre amigos, por lo que resulta complicado que la totalidad de los empleados puedan acudir a la cena de empresa. Del mismo modo, los precios son más económicos, ya que el alquiler del lugar es notablemente más bajo.

Comentarios