El PP de Ciudad Rodrigo hace una valoración del año político que acaba de terminar

El PP de Ciudad Rodrigo hace una valoración del año político que acaba de terminar

Para los populares 2017 ha sido un año en el que Miróbriga ha avanzado muy poco

Para el Grupo municipal Popular de Ciudad Rodrigo, el 2017 pasará para los mirobrigenses como el año en el que los valores catastrales de sus inmuebles han experimentado una subida importante, que se traducirá en muchos casos en subida de impuestos y tasas, especialmente en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles, Impuesto sobre Plusvalías Municipales y otros tributos, como la tasa de acceso a las cocheras. Esta decisión, adoptada por el tripartito formado por PSOE, Izquierda Unida y Ciudadanos, según el PP, ha ocasionado “un estrago importante para los mirobrigenses, con largas colas en la puerta del Ayuntamiento para aclarar la situación catastral de sus bienes”.

Además, critican que la subida de los valores catastrales se une a la subida de impuestos adoptada en 2016 por el equipo de gobierno tripartito y explican que una de las primeras decisiones del equipo de gobierno fue la subida de impuestos como el IBI y el Impuesto de Vehículos. “La revisión catastral adoptada en este 2017, con efectos a partir de 2018 puede llegar a comportar subida de impuestos, y al PP no nos ha parecido justo”, subrayan.

Del mismo modo, los populares recuerdan que tanto PSOE como Ciudadanos en campaña electoral dijeron que no subirían los impuestos, “todo lo contrario a lo que llevan haciendo en estos más de dos años y medio en el gobierno”.

Según el PP, durante 2017 “no se ha visto un Ciudadanos con las ideas claras en el gobierno, sino más bien un Ciudadanos titubeante” y señala que muestra de ello es el mercadillo de los sábados “donde Ciudadanos comenzó planteando el cambio a los aledaños de los fosos con el riesgo que ello entrañaba, y ahora mismo está en una situación que no saben qué hacer”.

Otras acciones de la acción de gobierno de Ciudadanos han sido muy discutibles para el PP, como la tala de árboles de las Alamedas, talando muchos más de lo que inicialmente estaba previsto en el contrato con la empresa que tuvo que realizar la intervención. “Pese a ello, en vez de dar explicaciones con normalidad, utilizaron la fórmula de “es así porque sí”, remitiendo a explicaciones técnicas que nadie ha explicado con números exactos y razones”, han señalado.

La entrada de Ciudadanos también hizo, según el PP, que el teniente de alcalde perdiera carteras como obras y jardines, pasando a ostentar sólo algunas que no implican excesiva carga de trabajo. El PP explica que el teniente de alcalde asumió por esta redistribución de carteras la delegación de Pedanías, “sin embargo, no se le ha visto excesiva preocupación por ellas”. “Que el teniente de alcalde ostente un salario del Ayuntamiento se justifica en el reparto de poder que hicieron en 2015 tras las elecciones, que conllevó reparto de sillones y de retribuciones. Bien pensamos que otros concejales del equipo de gobierno le triplican en trabajo, no teniendo ninguna retribución”, han criticado.

En definitiva, para el PP, 2017 ha sido un año en el que Ciudad Rodrigo ha avanzado muy poco. “Al frente del Ayuntamiento hay un equipo de gobierno tripartito preocupado por sobrevivir, intentando ocultar sus desavenencias internas”, ha señalado el PP que critica que “otras no se han ocultado” y recuerdan la crítica de Domingo Benito a Joaquín Pellicer por el “urbanismo inmutable, buzoneando Ciudad Rodrigo entero con su periódico criticando la posición de sus socios de gobierno, PSOE y Ciudadanos, sobre determinados ámbitos de la política urbanística”.

“2017 ha sido el año donde se ha venido demostrando que un tripartito en el gobierno, por formaciones que perdieron las elecciones, es una pérdida de oportunidades para Ciudad Rodrigo y para los mirobrigenses”, concluye el PP.

Comentarios
Lo más