La OSAE organiza una charla sobre las ondas gravitacionales

La OSAE organiza una charla sobre las ondas gravitacionales

El ponente fue Alberto Molino, investigador en la Universidad de Sao Paulo. Se habló sobre conceptos básicos sobre la relatividad general, qué son las ondas gravitacionales y cómo han podido ser detectadas sobre la Tierra

Este 19 de enero, desde las 20 horas en el centro municipal integrado Julián Sánchez 'El Charro', la Organización Salmantina sobre la Astronáutica y el Espacio organizó una charla sobre ondas gravitacionales impartida por el investigador del Instituto de Astrofísica y Geofísica de la Universidad de Sao Paulo, Alberto Molino. 

Este tema es uno de los de más actualidad en el mundo científico después de que se haya impulsado por los galardonados este año con el premio Nobel de Física. 

En ella, el ponente habló de conceptos básicos sobre la realtividad general, qué son las ondas gravitacionales y cómo han podido ser detectadas sobre la Tierra. 

El mismo Alberto Molino relata brevemente el contenido de la charla. "Con su teoría de la relatividad general en 1915, Albert Einstein redibujó la imagen mental que los Sapiens teníamos del nniverso. Descubrió un aspecto fundamental que había pasado desapercibido hasta entonces. El cosmos dejó de ser un espacio estático y eterno para convertirse en un lugar finito y dinámico. 

El espacio y el tiempo, hasta entonces consideradas dos propiedades independientes y absolutas, se entrelazaron para constituir el tejido del cosmos; un tejido elástico, de cuatro dimensiones, que embebería a todos los cuerpos celestes, determinando tanto su movimiento por el Espacio como el ritmo al que fluirían por el Tiempo. ¿Y por qué?. Porque Einstein descubrió que lo que mantenía unidos a los planetas entorno a sus estrellas era, en realidad, la deformación que la masa de esos cuerpos provocaba en el tejido del cosmos. La gravedad dejó de ser una fuerza 'invisible' e instantánea, tal y como la concebía Newton, para convertirse en un elemento geométrico y variable.

La misma teoría predijo que la deformación del tejido del Cosmos ocasionada por dos cuerpos masivos que orbitasen entre sí a gran velocidad, debería propagarse por el espacio-tiempo en forma de una onda. Sin embargo, la amplitud de la misma sería tan pequeña que resultaría imposible detectarla. En la actualidad, las ondas gravitacionales han sido finalmente observadas confirmando, una vez más, la validez de la teoría de la relatividad general. La trascendencia de su descubrimiento fue reconocida con el Premio Nobel de Física en el año 2017". 

Comentarios
Lo más