El alcalde de Villavieja de Yeltes ofrece una charla sobre la mina de uranio en Peñaranda

El alcalde de Villavieja de Yeltes ofrece una charla sobre la mina de uranio en Peñaranda

La cita comenzará a las 20:15 horas en el centro social Teatro Calderón y el primer edil de Villavieja tratará de explicar por qué es un problema que afecta a todos los municipios de la provincia, incluido Peñaranda, que está a 97,86 km de Retortillo

Peñaranda acogerá este viernes una charla a cargo del alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, quien explicará las implicaciones del 'Proyecto Salamanca', que pretende abrir una mina de uranio a cielo abierto en su localidad, para toda la provincia, incluida la comarca peñarandina. La cita comenzará a las 20:15 horas en el centro social Teatro Calderón, ubicado en la calle Cerrajeros.

El primer edil de Villavieja tratará de explicar por qué es un problema que afecta a todos los municipios de la provincia, incluido Peñaranda que está a 97,86 km de Retortillo, centro neurálgico donde se va realizar este proyecto nuclear. “La zona donde se va hacer este proyecto es de las más abundantes en gas radón de toda la Península Ibérica. Un gas altamente radiactivo que se libera del subsuelo con cada explosión que se realice y sus restos llegarán a 1000 km a la redonda, impregnándose en las plantas y cultivos que ingerimos nosotros o los animales que comemos. Lo llaman el asesino silencioso”, advierte el Colectivo Antinuclear, quien organiza la charla.

Recuerda además que la economía de la comarca del Campo de Peñaranda está dedicada al sector agrícola con 90.000 hectáreas entre prados y cultivos donde la patata y el cereal dan comer a gran parte de los trabajadores de esta tierra. “Estas empresas corren un alto riesgo de quebrar por dos razones. La primera que el radón se impregne y no puedan sacar la producción la segunda, por miedo a que haya radón impresionado, por efecto alarma. Que nadie quiera comprar la patata de esta comarca debido a la cercanía a las instalaciones minero nucleares”, sostiene.

Por último, el Colectivo Antinuclear asegura que los vecinos de Peñaranda y su comarca corren riesgo de contraer diferentes enfermedades por inhalar el polvo radiactivo que llegará desde el Oeste de la provincia. “No es un riesgo alto, pero existe y tenéis que saberlo. Este proyecto durará 10 años y cuando se vayan nos dejarán como estamos pero sin posibilidad de realizar proyectos ganaderos y agrícolas sostenibles ni apuestas turísticas, ya que todos nuestros parajes habrán desaparecido con las voladuras y nuestros ríos estarán contaminados”.

Comentarios
Lo más