Hacer una lista de propósitos de Año Nuevo no funciona

Hacer una lista de propósitos de Año Nuevo no funciona

Cambiar de trabajo, formarse, ahorrar, dejar de fumar o hacer running, entre los propósitos más comunes de los españoles para el nuevo año

Cambiar de trabajo. Las predicciones son positivas para todos aquellos que lo hayan incluido en su lista de buenas intenciones. De hecho, según el ‘Indicador de la confianza del consumidor’ realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) las oportunidades laborales serán mayores en 2018 o, al menos, eso creen 4 de cada 10 españoles. La llegada del nuevo año anima a los españoles a buscar un nuevo trabajo y a duplicar los esfuerzos para encontrar el puesto de sus sueños.

Formarse. Aunque septiembre se considera el mes por excelencia de las matriculaciones en cualquier modalidad, enero ha alcanzado el segundo puesto del ranking y es que la motivación por aprender un nuevo idioma o especializarse disparan la demanda este mes. La modalidad más atractiva para esta época del año es la online ya que se puede estudiar desde cualquier lugar y a cualquier hora sin tener un período de matriculación fijo.

Ahorrar. De media las familias españolas gastan unos 633 euros en Navidad, según un estudio realizado por la consultora Deloitte, ‘Tendencias de Consumo Navideño 2017’. Estas cifras son la causa de que con enero llegue también el momento de volver a poner la hucha en un lugar destacado.

Dejar de fumar. Todo es válido: parches, cigarrillos electrónicos, libros de autoayuda o, lo último, apps para que fumar pase a formar pase del pasado. Aunque dejar de fumar sigue siendo uno de los propósitos más habituales, vamos por buen camino. El último informe Anual del Sistema Nacional de Salud muestra que el consumo de tabaco ha descendido un 9,6% en los últimos 5 años

Hacer running. Después de las comidas de Navidad, muchos se proponen hacer deporte para perder esos kilos de más o simplemente mantenerse en forma. Es indudable que el running se ha convertido en el deporte popular por excelencia. Y aunque sus beneficios para la salud son indiscutibles, su práctica se puede volver un problema para aquellas personas que la llevan al extremo, hasta el punto de sufrir runnorexia o adicción patológica al running.

Comentarios
Lo más