Albert Rivera: “El nacionalismo y populismo son los grandes enemigos de España y Europa”

Albert Rivera: “El nacionalismo y populismo son los grandes enemigos de España y Europa”

El líder de Ciudadanos, que participó en Salamanca en el Campus Joven de Invierno del partido, incidió en la lucha contra el nacionalismo catalán, que “busca romper España”, y recalcó la importancia de la regeneración política y la economía para que nadie se quede atrás

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, fue la estrella del Campus Joven de Invierno del partido, que se celebra en Salamanca durante el sábado. Así fue recibido antes de conferenciar ‘El futuro de España’ por los más de 300 jóvenes afiliados que se dieron cita en el hotel Doña Brígida en esta iniciativa de la formación naranja.

Después de un largo aplauso, que se dividió en dos ante la incertidumbre de su entrada en el salón, habló sobre los tres pilares de Ciudadanos para España: recuperar a la clase media trabajadora, la regeneración política y la unidad de España.

En este último caso, al que le prestó una gran importancia, se refirió a la solidaridad de todos los españoles a través principalmente de valores civiles y constitucionales que “tienen que ejercerse cada día, impregnar toda la legislación nacional”. Así, se mostró muy crítico con el nacionalismo al que, junto con el populismo, los calificó como “los grandes enemigos de ciudadanos libres e iguales”.

De hecho, se reafirmó en que el propósito que tienen en Cataluña actualmente es “romper España y Europa”, algo que han demostrado con una “educación que inculca al odio”. “Hemos ido acomplejándonos frente a nacionalismos y ahora nos toca recuperar el terreno. Nos hemos dado cuenta de su objetivo pero nosotros también sabemos lo que queremos, hacer partícipes a todos”.

Por ello, animó a los jóvenes a ser valientes, a no tener complejos. “Es el momento de identificar al adversario. El problema es que sigan marcando el futuro aquellos que quieren romperlo”, afirmó, y se refirió, por ejemplo, a la tarjeta sanitaria única. “Eso es patriotismo. El nacionalismo es romper los derechos de todos los españoles y de los catalanes que se ven afectados”.

Además, a preguntas de los jóvenes, afirmó que se deben tomar medidas en varios aspectos, entre ellos la ley electoral. “Inés Arrimadas no está formando gobierno por la ley electoral. PP y PSOE no han querido cambiarla. Le pido al bipartidismo que deje de pensar en su partido y piense en España. Hemos impulsado la reforma y veremos si hay voluntad”.

También, para culminar, prestó atención a la posibilidad de que Cataluña haya utilizado liquidez otorgada por el Estado para “dar un golpe al propio Estado”, sobre lo que, dijo, de ser cierto, alguien debe tomar responsabilidades.

Recuperar a la clase media trabajadora y regeneración política

El presidente de Ciudadanos también se refirió a otros de los principales problemas para la ciudadanía, según las encuestas del CIS y pidió que la política siguiera el camino abierto en otros ámbitos como la jefatura de Estado o en el ámbito empresarial. “En la política hay un bloque en el que el bipartidismo no quiere renovar y sigue manchado con la corrupción. España necesita pasar página y abrir una nueva era con renovación y regeneración”.

Se refirió, asimismo, a que se debe “echar un cable” para que la gente se vuelva a levantar. “Ahora que el país sale de la crisis, no hay una recompensa a 7,5 millones de españoles que trabajan y son pobres”, comentó, aludiendo a los países más avanzados, que cuentan con una clase media fuerte.

Especialmente, habló de los jóvenes, con la generación “más preparada en términos de currículo” pero sin “herramientas para crecer y desarrollar un proyecto vital”, lo que conlleva a la frustración. En este sentido, se refirió a la paralización de los Presupuestos Generales del Estado “por el PNV y el PSOE” en el que plantean la eliminación del IRPF para los que cobran menos de 14.000 euros o un complemento salarial al que trabaja y se forma. “Esta es nuestra política. No es repartir cheques, subvenciones o regalar a los oídos”.

Sobre la educación, comentó sobre las carencias importantes a nivel de idiomas, la poca relación entre la Universidad y la Formación Profesional y la empresa o la excesiva burocracia del mundo educativo. “Tiene que haber una revolución educativa. ¿Con Rajoy y Méndez de Vigo? Ni siquiera saben. El sectarismo del PSOE y Podemos se lo impide. A Ciudadanos nos va a tocar y tendrá que ser desde el Gobierno”.

Legislatura transitoria

De hecho, y enlazando con lo anterior, afirmó que la legislatura actual es “transitoria entre lo viejo y lo nuevo”, entre el bipartidismo del ‘catenaccio’ que “defiende debajo de la portería para que no les metas un gol” y la formación naranja, que asegura, impulsará todo lo que ya están haciendo desde la oposición.

Entre ello se encuentra una revolución en el ámbito laboral. “Hay que hacer un contrato estable y que no haya trabajadores de primera y de segunda. Hoy entráis con iguales o más capacidades, con menos sueldo, y salís por la puerta a los tres meses. Cambiando el sistema laboral, España va a dar un salto cualitativo”.

La regeneración, además, está unida con la corrupción y los privilegios en política. Así, han impulsado, recordó, una nueva reforma para que la fiscalidad sea del Estado y no del Gobierno y así lograr la independencia del fiscal general del Estado. “No puede recibir ninguna presión. Yo no quiero dar instrucciones al fiscal”. Tampoco que existan aforamientos o los indultos en el que un político diga cuál es la pena que se debe cumplir en vez de un juez. 

Comentarios