El 20% de los de los pacientes con enfermedad de Crohn presentan limitaciones para trabajar

 El 20% de los de los pacientes con enfermedad de Crohn presentan limitaciones para trabajar
El 20% de los de los pacientes con enfermedad de Crohn presentan limitaciones para trabajar
La Asociación de enfermos de Crohn y colitis ulcerosa de Salamanca (ACCU), organiza para el próximo sábado, 17 de diciembre, a las 18:00 horas en el Centro Municipal Integrado Julián Sánchez El Charro, una conferencia bajo el título 'Qué estamos dispuesto a hacer para mejorar nuestra calidad de vida', a cargo de Sixto Ruiz Olivares, paciente de enfermedad de Crohn y médico internista del Hospital Comarcal de Inca, en Mallorca.

Cerca del 20% de los pacientes con enfermedad de Crohn presentan importantes limitaciones en sus capacidades laborales a los 15-20 años de evolución de su enfermedad. Así lo han demostrado diferentes estudios realizados desde el año 1997 sobre esta patología inflamatoria crónica, que afecta de forma importante a la calidad de vida de los pacientes y se manifiesta en forma de brotes con dolor abdominal, diarrea con presencia de sangre en las deposiciones y pérdida de peso, entre otros síntomas.
 
La enfermedad de Crohn, en cuyo origen están implicados diferentes factores epidemiológicos, tanto medioambientales como genéticos, es un proceso inflamatorio que puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo, aunque aparece más habitualmente en el intestino, provocando diferentes lesiones, desde úlceras a estenosis y fístulas. Estas lesiones inflamatorias siguen un curso crónico, de forma que a lo largo del tiempo se suceden períodos de actividad de la enfermedad, caracterizados por la existencia de lesiones inflamatorias agudas que alternan con períodos, más o menos duraderos, en los que éstas cicatrizan y disminuye la sintomatología. Por todo ello, las manifestaciones de la enfermedad son muy variadas. 

La enfermedad tiene una incidencia anual en España, de entre 5 y 10 casos nuevos por cada 100.000 habitantes y año, y se diagnostica habitualmente en personas jóvenes, especialmente entre los 15 a 35 años de edad afectando por igual a hombres y mujeres. Los cambios en la alimentación, la necesidad de tratamientos prolongados, la realización de pruebas diagnósticas e incluso las intervenciones quirúrgicas son aspectos que provocan una pérdida de calidad de vida de estos enfermos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído