25 Jóvenes salmantinos, entre 16 y 27 años, junto con 8 monitores, parten mañana sábado 12 de julio hacia Málaga para participar en el Campo de Trabajo 'Lázaro' que se desarrollará hasta el día 20 organizado conjuntamente por Cáritas diocesana de Málaga y las delegaciones de Pastoral juvenil malagueña de ambas diócesis. Ocho días en los que los jóvenes salmantinos  vivirán un de encuentro cara a cara con Jesús a través de los rostros de los excluidos de la ciudad de Málaga, y en los que tampoco faltarán actividades de formación y diversión. Una experiencia que compartirán junto con otros 50 jóvenes de la diócesis de Málaga con sus mismas inquietudes y valores cristianos. La salida está prevista a las 9.00 de la mañana desde la parada de autobús del Colegio Calasanz (Pso. Canalejas).
 
Desde hace 17 años la Diócesis de Málaga viene organizando el campo de trabajo “Lázaro”, a través de las delegaciones de Pastoral Juvenil y Cáritas diocesana de Málaga, con el que pretende ofrecer un espacio favorable donde los jóvenes puedan profundizar en su vocación como cristianos y el compromiso con los rostros concretos que nuestra sociedad excluye. Este año la Pastoral Juvenil de Salamanca se suma a esta iniciativa en la que van a participar 25 jóvenes salmantinos que  vivirán una experiencia fuerte de encuentro cara a cara con Dios compartiendo la fe desde su actividad de servicio a personas que viven la exclusión, la soledad o la pobreza.
 
Por las mañanas los participantes tendrán la posibilidad de prestar su apoyo en barrios marginales; en el Cottolengo (con personas discapacitadas y enfermas); con las Adoratrices conocerán su labor de ayuda a las mujeres prostitutas, mujeres de la calle sin hogar y con problemas de drogadicción; en la casa para enfermos de sida, en un hogar de mayores, pisos de acogida para inmigrantes,... Y por las tardes habrá tiempo para la reflexión, el diálogo y el trabajo en grupo, la oración, la celebración y la fiesta, el deporte, la música,... Todo en un clima de mucha alegría, de compromiso y de tener los ojos y los oídos muy atentos.
 
Centros asistenciales en los que van a participar
 
-Casa de acogida Colichet
Se trata de una casa de acogida para enfermos terminales de sida. Las necesidades de muchas personas que viven en "Colichet", han ido evolucionando desde una demanda principalmente sanitaria, a otra con un mayor carácter psico-social. Desde este centro se pretende dar el valor a la dignidad de la persona independientemente de sus circunstancias personales, creencias, etc.
 
-Pozo Dulce
El Hogar Pozo Dulce acoge a personas sin hogar en situación de riesgo, favoreciendo una recuperación integral y proporcionando un lugar alternativo de convivencia, donde se promueva la recuperación de las relaciones personales, mejorando su calidad de vida y acercándoles a los recursos existentes de esta actividad. En él trabajan un gran número  de voluntarios de Cáritas, en coordinación con las Hijas de la Caridad.
 
-Buen Samaritano, Hermanitas de los pobres y Monsalve
Son centros gerontológicos especializados en atender a personas mayores con gran dependencia, que necesitan ayuda para realizar las más básicas actividades de la vida diaria. 
 
-Piso de acogida para inmigrantes y mujeres
Estos pisos tratan de proporcionar alojamiento temporal o de emergencia a aquellas personas (mujeres o inmigrantes) que han tenido que abandonar su domicilio habitual o carecen de él por diversas causas: desalojos, abandono del cabeza de familia,  falta de recursos económicos, etc.
 
-Apartamentos Tomás de Cózar
El proyecto de viviendas de C/ Tomás de Cózar pretende facilitar el acceso a personas mayores con autonomía a viviendas ubicadas dentro de su mismo entorno, queriendo ser una alternativa a la institucionalización de estas personas en residencias mientras no sea necesario o ellos no lo deseen.
Esta casa, pues, pretende dar respuestas a las necesidades sociales, convivenciales y de vivienda de las personas mayores, buscando crear un ambiente de comunidad donde la persona viva feliz y pueda vivir y convivir desde su propia autonomía. Así mismo, quiere ser un centro animador y dinamizador de la comunidad de su entorno, especialmente de las personas mayores, siendo también el núcleo desde el que partan otros programas de atención a los mayores de esta zona (ayuda a domicilio, comida a domicilio, acompañamiento, actividades socioculturales, etc.).
 

-Barrio Asperones

Los Asperones es un barrio de Málaga de chabolas. Desde Cáritas se trata de encontrar viviendas para ir trasladando a las familias que habitan la barriada, poco a poco. Para ello se han desarrollado algunos planes de formación desde la Junta de Andalucía, como la Escuela Taller y el Taller de Empleo. Iniciativas que abren una puerta a la esperanza de muchas de las familias que sueñan con tener una vivienda digna, fuera de lo que muchos creen un gueto (lejos también de la realidad), integrada en la sociedad, que puedan mantener con un sueldo propio, es decir, una vida propia. Se trabaja también con los hijos de las familias tanto el apoyo escolar, como actividades varias de ocio y tiempo libre.
 
-Cottolengo
Es un centro que acoge a niños y adultos discapacitados o dependientes. En este centro se pretende ayudar, asesorar, escuchar, orientar y gestionar programas para personas discapacitadas, como, por ejemplo, el deporte adaptado", incidiendo también en la conveniencia de "ofrecer diversión y entretenimiento a los dependientes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído