A pesar de las cifras de desempleo y del número de españoles que en la actualidad no reciben ningún tipo de prestación, son muchos los que no aceptarían incorporarse a un puesto de trabajo si el sueldo no supera los 1.000 euros. Así lo muestra un estudio realizado por Manpower, donde se recoge que el 30% de los parados se encuentra en esta situación.
 
De los encuestados, sólo el 25% aceptaría incorporarse a un puesto de trabajo sin fijarse en la retribución ofrecida siendo los hombres los que más exigencias económicas presentan, ya que un 32% no accedería a una empresa por menos de 1.000, un porcentaje sensiblmente inferior al de las mujeres (28%). De los datos presentados, los más veteranos son los que más claras tienen sus pretensiones, ya que los parados de entre 34 y 44 años son los que más han respondido un 'no' a trabajar por menos de mil euros mensuales. En el extremo se sitúan los más jóvenes que, quizá por el hecho de conseguir un primer trabajo, son menos exigentes: solo un 11% de los solicitantes entre 16 y 24 años rechazarían una remuneración inferior a la ya citada.
 
Según Raúl Grijalba, director general de Manpower en España, el hecho de que un desempleado no acepte cualquier puesto de trabajo está directamente relacionado con el coste de la vida. Un hecho que justifica, por ejemplo, que en Madrid y Cataluña los porcentajes sean más elevados que en otras zonas de España. En sus explicaciones, Grijalba ha recordado que del 30% del total que no trabajaría por menos de 1.000 euros son muchos los que reciben en la actualidad algún subsidio, concretamente un 57%, dato que también influye a la hora de realizar una valoración objetiva de la encuesta.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído