Una de las demandas que históricamente los empleados solicitan a sus empresas es la formación en el ámbito laboral: que las propias compañías se involucren y posibiliten la formación continua de los trabajadores. El objetivo no es otro que mejorar sus resultados dentro de la compañía y seguir renovándose, tanto dentro de la empresa, como en su propia carrera profesional. 
 
Es por todo ello que Adecco Training, la consultora especializada en formación del Grupo Adecco, ha querido tomar el pulso al mercado laboral y saber qué importancia se le sigue concediendo a la formación dentro de las empresas. Este estudio llega en un momento crítico, en el que las compañías están pasando por momentos de incertidumbre, muchas de ellas están inmersas en procesos de reestructuración y la mayoría de presupuestos para 2014 se están ajustando lo más posible como consecuencia de un 2013 complicado en materia económica. 
 
Para ello, Adecco ha realizado una encuesta entre más de 700 empresas clientes procedentes de quince sectores de actividad diferentes en la que se ha valorado tanto las inversiones realizadas a lo largo de 2013 como las perspectivas existentes de cara al año en curso y los puntos clave  2a abordar en el sector de la formación para convertirlo en un área estratégica en todas y cada una de las empresas. 
 

La crítica situación que han atravesado las empresas españolas en los últimos años se ha dejado notar en los resultados de la encuesta: el 39,8% de las compañías consultadas reconoce haber incrementado la inversión en formación en 2013 frente al 60% de las empresas que lo han reducido. Para 2014, las acciones de formación que se perfilan como críticas son las relacionadas con las habilidades comerciales, la productividad y, por primera vez, la motivación, que son las que más han crecido en el último año. Acciones que claramente tienen que ver con los resultados de la empresa pero también con el bienestar de los trabajadores, convirtiéndose así la formación en una parte estratégica de las compañías y de las nuevas políticas de recursos humanos. 

 
Para poder desarrollar las principales directrices de la política formativa de las empresas en el próximo ejercicio es necesario partir de un análisis sobre la situación actual en la que se encuentra el sector. Del total de los encuestados por Adecco Training, el 39% de las compañías consultadas reconoce haber incrementado la inversión en formación en 2013, lo cual sitúa, a pesar de los tiempos que corren, a ésta como una importante herramienta de productividad y competitividad de las empresas. Y así lo afirma el 84% de las empresas consultadas que ven la formación como una parte estratégica de su compañía. 
 
Sin embargo, 6 de cada 10 han reducido su partida presupuestaria para formación a pesar de los nuevos cambios introducidos en la última reforma laboral en los que se recogía, entre otros aspectos, la obligatoriedad de dar 20 horas de permiso para formación a los trabajadores o la definición de un plan específico de formación para toda la plantilla de la empresa, lo que hacía pensar en una mayor inversión en formación. El porcentaje más elevado de la inversión realizada en 2013 se ha destinado a habilidades sectoriales y técnicas, lo que refuerza la conclusión de que la inversión en formación está íntimamente ligada a los resultados de la empresa. Y las previsiones para 2014 siguen en la misma línea: el 37% de los encuestados cree que la mayor parte del presupuesto se dedicará a este tipo de actividades. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído