Conseguir un empleo en los tiempos que corren es una tarea ardua, debido al retroceso de la oferta de empleo por parte de las empresas así como por el aumento de trabajadores que demandan un puesto de trabajo. Pero, además, hay ocasiones en las que las candidaturas no llegan a buen término por errores de forma o contenido o no superan los procesos de selección por falta de preparación por parte del candidato.
 
Adecco, empresa de gestión de Recursos Humanos, ha detectado prácticas erróneas sistemáticas que dificultan al candidato el acceso a las ofertas de empleo y es que un 80% de los currículum no contienen la información adecuada o están mal redactados haciendo que muchos de los candidatos sean descartados incluso antes de acceder a una entrevista de trabajo. Ante estas perspectivas, ofrece una batería de consejos que ayuden a potenciar la empleabilidad de las personas que se encuentran en búsqueda de empleo, sin olvidar los errores en los que no se debe incurrir.
 
Convertirse en el candidato idóneo

Ser el candidato ideal no resulta una tarea fácil pero si nuestro currículum no demuestra que podemos serlo, corremos el riesgo de ser descartados de manera inmediata. El análisis que Adecco ha realizado pone de manifiesto que 4 de cada 5 currículum no están bien redactados, contienen faltas de ortografía o están incompletos.

 
Un currículum debe contener la información básica del candidato, tal como los datos de contacto, la fecha de nacimiento o el estado civil, su formación académica y complementaria, la experiencia profesional en la que se detallen cada empresa y funciones realizadas – destacando aquellas más relacionadas con el puesto al que se quiere optar- así como el conocimiento de idiomas, presentándolos de manera realista. Incorporar otros datos de interés como la disponibilidad horaria, la posesión de vehículo propio o los intereses puede ser positivo.
 
Además de la actualidad de los datos es necesaria una correcta estructuración de la información, presentándola de manera lógica, con frases que sinteticen la experiencia que se quiere destacar. Una revisión ortográfica posterior y una presentación limpia y sin tachaduras son opciones de estilo que no se deben pasar por alto.
 
Ser breve y conciso en la información que se presenta es fundamental a la hora de redactar un CV. El candidato ha de incorporar la información y experiencia más relevantes adaptándola y actualizándola a la oferta de trabajo. Incluir una fotografía personal es opcional aunque muy recomendable. Ésta debe ser actual y mostrar una buena imagen del candidato.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído