La plaza de San Julián ya está abierta al tráfico, culminando así la remodelación de toda la zona para convertir Obispo Jarrín en una calle peatonal, junto con parte de la plaza del Mercado y su entorno. Las obras, adjudicadas a PAS, sufrieron un retraso de un año debido a los problemas económicos de la empresa, envuelta en un concurso de acreedores. Pero finalmente se han rematado los trabajos y toda la zona ya luce adecentada.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído