La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (Adicae) ha comunicado que prepara demandas colectivas contra el Banco Ceiss, surgido de la unión de Caja España-Duero, por las preferentes y estudiar recurrir la “abusiva e injusta” resolución del Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) sobre el canje de estos bonos, ya que sufrirán quitas iniciales de hasta el 60,75 por ciento, según indicó la organización en un comunicado.
 
La asociación ha iniciado una campaña, especialmente centrada en Castilla y León, para informar a los tenedores de participaciones preferentes y deuda subordinada de Caja Duero y Caja España y alertarles de que el Frob les obligará a canjear estos productos híbridos por bonos convertibles en acciones del Banco Ceiss. Para ello, celebrará asambleas en todas las provincias en las que se resolverán dudas y se orientará a los afectados sobre los pasos a dar para reclamar sus derechos de forma organizada y a través de Adicae.
 
Según Adicae, el Frob, mediante una “maniobra que constituye un nuevo fraude”, impondrá a los afectados por preferentes quitas de hasta el 74 por ciento sobre sus ahorros. En el caso de la deuda subordinada, a pesar de ser emisiones que establecían la devolución íntegra de los ahorros en 2018, 2019 y 2020, aplicará una quita del diez por ciento. “Queda claro que la tan cacareada “eguridad jurídica, siempre esgrimida por la banca y los sucesivos ministros de Economía como excusa para no impulsar reformas legales, puede quebrarse sin problema si es para sanear entidades a costa de los ahorros de decenas de miles de familias engañadas”, indicó.
 
También, añadió que esta quita “abusiva” supone una reducción inicial, a la que posteriormente se añadirá una segunda quita, cuya cuantía dependerá de si Unicaja formaliza su intención de comprar el Banco Ceiss. Explicó que si esto ocurriese, Unicaja recompraría los bonos convertibles del banco, a un precio aún desconocido. En caso de que no fuese así, sería el Frob quien realizara la compra de estos bonos con un techo del 73,7 por ciento de reducción del valor de las preferentes.
 
Finalmente, apuntó que la tercera vía de pérdida vendrá con la conversión en acciones de los bonos que en el canje se entregarán a los afectados. En esta conversión se establece que cada acción se valorará al precio de un euro, a pesar de que su valor nominal será de 0,25 euros. Por tanto un afectado que tuviese 10.000 euros en bonos (después de haber asumido una primera quita) recibirá 10.000 acciones cuyo valor nominal total será de 2.500 euros, materializándose una pérdida añadida del 75 por ciento. Un porcentaje que puede ser aún mayor si el valor de mercado de esas acciones cae por debajo de esos 0,25 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído