La estación de autobuses de Salamanca acumula varias décadas de deterioro en sus instalaciones. Y es que el presupuesto de inversiones de la empresa pública Promoción de Viviendas, Infraestructuras y Logística S.A (Provilsa) para los años 2009, 2010 y 2011 contemplaba una anualidad de cinco millones de euros de inversión en las estaciones de Ávila y Salamanca. Pero se invirtió en la nueva estación de autobuses de Ávila por un importe de 4.938.450 euros y en la salmantina nunca hubo obras de mejora.

Ahora el nuevo consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, promete para 2016 un proyecto de remodelación integral, "para que tenga la forma que se requiere?. Una actuación que se acometerá en coordinación con el Ayuntamiento y con la empresa concesionaria durante dos años. Próximamente habrá una reunión técnica que ya está fijada con la empresa concesionaria, el Ayuntamiento y la Dirección General de Transportes de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

Mientras tanto, la estación de autobuses envejece a pasos agigantados mientras se retarda eternamente su reforma. De titularidad autonómica y con gestión en concesión, la estación se inauguró el 22 de diciembre de 1975, tiene un tránsito de pasajeros en torno a 3,5 millones al año, superando con mucho a la estación de ferrocarril de la ciudad, Vialia, que ronda los 700.000 pasajeros al año. En comparación con otras estaciones de la comunidad, es la que mayor volumen de pasajeros moviliza anualmente, el cincuenta por ciento más que Burgos y medio millón de pasajeros más que León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído