La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo entre los funcionarios, valora de manera positiva el descenso en el número de parados, pero advierte de que, en contra de la tendencia general, la rama de actividad de las Administración Pública continúa registrando cifras negativas tanto en el paro como en la ocupación.

Desde el tercer periodo de 2011, cuando comenzó la sangría en el empleo público, se han perdido puestos de trabajo, lo que da una idea del deterioro de los servicios públicos que ha sufrido durante esta crisis económica. ?Por este motivo, urge realizar cuanto antes un plan de recursos humanos que priorice aquellas áreas más deficitarias y fundamentales para los servicios públicos que reciben nuestros ciudadanos?, afirma CSIF.

Mientras tanto, el sindicato exige al Gobierno en funciones que lleve a cabo la convocatoria urgente de la oferta de empleo público ya contemplada en los presupuestos generales de este año. ?Las circunstancias del Gobierno en funciones no puede ser excusa para paralizar la oferta de empleo que ya prevén las cuentas del presente ejercicio, porque están en juego los servicios que reciben nuestros ciudadanos?, añade.

Y es que en la Administración Central llama la atención el progresivo envejecimiento de las plantillas. Así, si en 2010 el 44% de la plantilla tenía más de 50 años, en la actualidad es el 60% (dieciséis puntos en cinco años). En menos de quince años se jubilará una quinta parte. 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído