La agencia de calificación crediticia Moody’s ha rebajado entre uno y tres escalones la calificación de dieciséis entidades financieras españolas, entre ellas Unicaja, que se fusionará con Caja España-Duero. Moody’s, que realizó el recorte de notas de solvencia de la deuda a largo plazo al cierre de Wall Street, atribuyó estas rebajas a las condiciones adversas de la economía española, de nuevo en recesión, a la menor solvencia de la deuda soberana (la temida prima de riesgo, disparada), al rápido deterioro de la calidad de los activos de estas entidades, principalmente los inmobiliarios, y a la menor capacidad de estas empresas para financiarse.
 
El Banco Santander pasa de Aa3 a A3; Banesto de A2 a  A3; Santander UK de A2 a A1; BBVA de Aa3 a A3; Unicaja Banco de A1 a A3; Caixa Bank de Aa3 a A3; Banco Popular de A2 a A3; Caja Rural de Navarra, de A3 a Baa1; Banco Sabadell de A3 a Baa1; Banco Cooperativo Español de A1 a Baa1; Bankinter de A2 a Baa2; Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) de A2 a Baa2; y Caja Rural de Granada de Baa1 a Baa3. Asimismo, la agencia revisa a la baja a Liberbank, de Baa1 a Ba1, Cajamar Caja Rural, de Baa3 a Ba2, y Lico Leasing, de Baa3 a Ba3, en los tres casos hasta niveles englobados dentro de lo que se conoce como «bono basura» y en calidad crediticia especulativa con riesgo de impago.
 

No obstante, Unicaja Banco se mantiene entre las entidades financieras con mejores calificaciones crediticias del sector y, en concreto, como una de las entidades financieras con la mejor calificación crediticia a largo plazo del sector financiero. Así lo refleja en el hecho relevante que ha enviado esta mañana a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), como el resto del mercado, a raíz de la nueva calificación crediticia. Desde la entidad se recuerda que se encuentran al mismo nivel de grupos financieros españoles relevantes como Santander, BBVA, Caixabank, Popular o Banesto.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído