Con 43.948 donantes registrados a lo largo de su existencia, la Hermandad de Donantes de Sangre es la más antigua de Castilla y León. Desde que el 20 de septiembre de 1967 iniciara su andadura, han sido muchas las personas que tras donar una primera vez han repetido en múltiples ocasiones la experiencia.
 
Actualmente tienen 15.234 donantes activos -que han donado al menos una vez en los últimos 3 años- y el pasado 2013, la cifra de donantes fue de 9.338  -muchos de ellos realizaron más de una extracción hasta llegar a la cifra total de donaciones-.
 
Por edades, el mayor tramo de donantes es el de las personas de entre 18 y 33 años (tres cuartas partes), mientras que el resto son mayores de esa edad. Este hecho satisface al presidente de la Hermandad, Rogelio Manuel Carrasco, “ya que si hay un grupo grande de gente joven es que tenemos futuro”.
 
La financiación de la Hermandad depende exclusivamente de la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento de Salamanca -que también le da una subvención a través de un convenio-. Pese a los tiempos de crisis, el máximo responsable de la agrupación asegura que en la provincia de Salamanca no se pueden quejar, ya que “la Junta nos dota con los recursos suficientes para las necesidades que tenemos”.
 
Tras 14 años al frente de la Hermandad de Donantes de Sangre, Rogelio Manuel Carrasco afirma que el trabajo que desempeña “es satisfactorio, porque ayudar a los demás está bien. Además, tengo tiempo y te hace sentirte bien contigo mismo”.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído