Esta semana el sector ferroviario de la provincia de Salamanca ha recibido una importante noticia, el inicio de las obras de electrificación de la vía entre Medina del Campo y Fuentes de Oñoro tras presupuestar el Gobierno 35 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado para 2014. Sin embargo, hasta que llegue ese futuro hay un presente bastante preocupante para los usuarios del tren.

Al cierre de líneas y la reducción de horarios, así como la recuperación de viejos trenes, se une ahora la ausencia de interventores en algunos trayectos de media distancia. “Es un gran riesgo de seguridad, porque si pasa algo sólo va el maquinista”, explica Claudio Sanz, presidente del comité de empresa de Adif, quien recuerda que esto es inapropiado precisamente teniendo tan reciente el trágico accidente de Santiago.

De momento es un problema que no ve luz al final del túnel. “Tuvimos una reunión con el subdelegado del Gobierno, y se preocupó por ello, pero no ha hecho nada desde entonces”, afirma Sanz. La ausencia de interventores en los trenes también ha provocado que muchos pasajeros se libren de pagar, lo que supone una pérdida para el ferrocarril, que no atraviesa su mejor época. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído