Ante las próximas elecciones generales, el  Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas ?CGCAFE-, ha presentado sus propuestas a los diferentes partidos políticos que concurren en este proceso electoral en aquéllos aspectos relacionados con el sector inmobiliario, con  el objetivo  de mejorar la regulación  de la vivienda e impulsar la rehabilitación.

Los  Administrados de Fincas Colegiados proponen reformas en la Ley  de Propiedad Horizontal en aspectos tan significativos como la necesidad de  incorporar la tecnología para que se regule su uso en las comunidades de propietarios y se favorezca la participación en la toma de acuerdos en las  juntas de propietarios, mejorando, de este modo, la administración de los inmuebles. 

Se necesita una nueva Ley de Propiedad Horizontal para los edificios del siglo XXI, ya que los costes y las obligaciones de los propietarios son mucho  mayores y se debe disponer de una norma sencilla y rigurosa que facilite la adopción de acuerdos y una gestión ágil y transparente.

Referente a la Ley de Arrendamientos Urbanos, es fundamental eliminar la  necesidad   de   registrar  los  contratos  de  arrendamiento, porque, contrariamente a lo que se ha pretendido, el registro perjudica la seguridad y  el dinamismo del arrendamiento, y  menoscaba  los intereses del arrendatario por los costes derivados de este registro. También perjudica al  arrendador por los inconvenientes que genera, en la práctica, su registro y  posterior cancelación a la finalización del contrato

Es fundamental, también, para que el alquiler deje de ser ?el patito feo?, incentivar fiscalmente el arrendamiento y buscar nuevas formas de acceso  a la vivienda, como la compra temporal o parcial, o el derecho de uso entre otros.

Propuestas para impulsar la rehabilitación

Los Administradores de Fincas Colegiados consideran que hay que conseguir  un mantenimiento adecuado de los edificios y rehabilitar la gran cantidad de  ellos  con  mal  estado  de  conservación,  y por ello proponen una serie de medidas para dotar al mercado de la financiación necesaria. 

Una de las mayores necesidades para afrontar los procesos de rehabilitación  es la financiación. Se propone la constitución de un fondo acumulativo para  financiar  estos  proyectos,  que  puede  llegar  a  tener coste  cero para las Administraciones Públicas, sin  generar  déficit  público.  De hecho,  en los proyectos de eficiencia energética las inversiones pueden llegar a pagarse  con los ahorros obtenidos.

Las deducciones fiscales son otras de las propuestas, porque son inmediatas  y no tienen asociado ningún coste de gestión. La vivienda soporta una gran  carga  fiscal,  que  es  necesario  reducir,  de  tal  modo que el  IVA,  Tasas e Impuestos municipales  deban de ser  reducidos  para  las obras de conservación y rehabilitación.

También se propone una oficina única de tramitación de las ayudas, de tal  forma que tanto los profesionales como los ciudadanos puedan tener acceso  a  la  información  de  forma  precisa  y  ágil. En la misma línea,  el elevado  número de normas que afectan a los edificios y las diferencias territoriales  perjudica su difusión y complican su aplicación, por lo que se propone que  las principales obligaciones sean similares en todo      el país y se mantengan  de manera continuada en el tiempo.

REgulación profesional adecuada

Los  Administradores de Fincas Colegiados se ocupan del principal bien material que tienen los ciudadanos: su vivienda. Cada día se ocupan de la gestión de los servicios que prestan los diferentes edificios y urbanizaciones  a sus  vecinos, de los  arrendamientos  y  de la conservación  y  mejora  del  patrimonio  inmobiliario. Su actividad garantiza  la correcta  prestación  de  servicios   básicos   como  el  abastecimiento  de  agua,  luz o las  telecomunicaciones. Y con un volumen de actividad que, en su conjunto se  estima en un 4% del PIB de nuestro país. 

Los Administradores de Fincas Colegiados siempre ha  n colaborado con la  Administración  para  el  impulso  de  todas  las  políticas  que  afectan  a  la  vivienda,  tales  como  la  eliminación  de  las  barreras arquitectónicas,  la  instalación de la TDT o la presentación de modelo 347 en la AEAT. Para  Salvador  Díez,  presidente  del  CGCAFE,  ?las  crecientes  obligaciones  técnicas, jurídicas,  laborales y  fiscales que afectan al mundo  inmobiliario  requieren de una gestión profesional, eficaz, segura y responsable. Por todo  ello,  el  CGCAFE  solicita  una  regulación  adecuada  de la  actividad  de  los  Administradores  de  Fincas  profesionales  y  el  establecimiento  de  la  obligación  de  disponer de los seguros necesarios  que  aporten  garantías  suficientes a los consumidores?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído