Tras la reunión del Observatorio de Castilla y León se ha publicado el informe sobre la situación de la convivencia escolar en Castilla y León durante el curso 2013-2014. El número de profesores que han sido objeto de agresiones verbales y físicas a lo largo del curso pasado, según dicho informe, ha aumentado en 143 casos, pasando de los 609 a los 752 en el curso anterior.

Para ANPE "es inaceptable que en los centros educativos, lugares especialmente indicados para el desarrollo de conductas y actitudes solidarias, esté aumentando el número de docentes que sufren situaciones de violencia". Y recuerda que la LEY 3/2014, de 16 de abril, de autoridad del profesorado, en su artículo 5 dice que el profesorado, en el ejercicio de sus funciones, tendrá la condición de autoridad pública y gozará de la protección reconocida a tal condición por el ordenamiento jurídico. Estamos hablando, por tanto, de 752 casos de delitos de atentados contra la autoridad durante el curso 2013-2014. "Hasta que no nos tomemos este tema con más seriedad y se impongan las sanciones que se establecen para los casos de agresiones a docentes en el Decreto 51/2007 y en Decreto 23/2014, de forma eficaz, no lograremos mejorar estas situaciones", añade el sindicato.

En la actualidad son muchos los que todavía desconocen esta normativa, lo cual no exime de su cumplimiento. "Es necesario que el conocimiento de la misma y las consecuencias de no cumplirla se extienda por todos los pilares de la educación: profesores, alumnos y familias. Es necesario trabajar sin descanso hasta que consigamos que los centros escolares sean lugares seguros donde se pueda desarrollar la tarea formativa sin riesgo para la integridad física y mental de nuestros profesores. Con ello no sólo se beneficiarían los docentes sino la sociedad en su conjunto, puesto que los alumnos que respetan a sus profesores, respetarán también a sus padres, a sus iguales y a sus mayores", concluye ANPE.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído