Un apoyo esencial para los investigadores y las empresas que trabajan en el ámbito geológico

 Un apoyo esencial para los investigadores y las empresas que trabajan en el ámbito geológico
Un apoyo esencial para los investigadores y las empresas que trabajan en el ámbito geológico
El sótano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca alberga uno de los servicios más antiguos de cuantos ofrece la institución académica. Hace ya décadas que la necesidad de los investigadores obligó a dedicar personal específico que se encargara de preparar las muestras de minerales para su análisis con fines diversos. Hoy en día, el Servicio General de Preparación de Rocas cobra un nuevo impulso con su integración en la Plataforma de Apoyo a la Investigación Nucleus de la Universidad de Salamanca, con la experiencia de muchos años de trabajo en este campo y con la visión de ofrecer un servicio de calidad a entidades públicas y privadas.
 
María Ángeles Bárcena Pernía, investigadora del Departamento de Geología de la Universidad de Salamanca, dirige en la actualidad este servicio, que básicamente se dedica a recibir muestras de materiales geológicos y realiza las tareas necesarias para dejarlas preparadas para su análisis posterior por diversas técnicas, según explica DiCYT (www.dicyt.com).
 
La procedencia de las muestras puede ser muy diversa, desde los propios científicos del Departamento de Geología y de otros departamentos de la Universidad de Salamanca que realizan algún proyecto de investigación básica o aplicada con materiales pétreos hasta empresas de construcción. Por ejemplo, a la hora de realizar grandes infraestructuras como carreteras o vías de tren que requieren túneles o puentes, los ingenieros necesitan conocer con exactitud el terreno sobre el que están construyendo.

Molienda

 
El laboratorio está dividido fundamentalmente en dos secciones, la de molienda y la de láminas delgadas. La primera se encarga de una tarea básica, ya que la molienda de muestras de roca, sedimento o suelo es imprescindible para su posterior análisis mineralógico y geoquímico.

Según explican los técnicos, en función del tipo de análisis que sea necesario realizar, el Servicio puede recurrir a la molienda con molino de mandíbulas o molino de rodillo. Además, para aquellos investigadores que requieran una molienda fina, también se puede emplear un molino de discos, así como un mortero de ágata para casos especiales que requieren reducir la contaminación durante el molido con respecto a ciertos metales.

 
Por otra parte, los científicos necesitan en muchas ocasiones analizar las muestras por técnicas microscópicas, es decir, tienen que utilizar microscopios para conocer la composición de las rocas, pero no pueden estudiar directamente la superficie irregular de una roca, la observación correcta sólo es posible tras la confección de láminas delgadas a partir de las rocas, de materiales de suelos y de sedimentos no consolidados.
 
Láminas delgadas
 
Una vez preparadas en láminas delgadas, las muestras están listas para los estudios mineralógicos, petrográficos y geoquímicos que los científicos tengan que llevar a cabo. La lámina resultante puede tener un espesor idóneo que varía entre las 30 y las 35 micras.
 
En algunos casos ocurre que el material que los investigadores quieren estudiar no está consolidado, por ejemplo, en muestras de suelo. Cuando esto ocurre, se procede previamente a su inclusión en resinas sintéticas que endurezcan la muestra para su posterior preparación en lámina delgada. También se llevan a cabo tinciones de carbonatos y feldespatos para poder estudiar correctamente estos grupos de minerales.
 
Dentro del laboratorio, el trabajo de los técnicos suele comenzar en las máquinas cortadoras y pasa por las pulidoras o las cubetas de pulir. Por sus manos han pasado y seguirán pasando innumerables muestras minerales y su trabajo incluye actualizarse en las técnicas oportunas para llevar a cabo cada tipo de análisis para cubrir las necesidades de científicos y empresas
 
Instrumentos financiados por los proyectos de investigación 
  
Para llevar a cabo su trabajo al servicio de la Universidad de Salamanca, de otros centros públicos de investigación y de entidades privadas, el Servicio General de Preparación de Rocas de la Plataforma Nucleus cuenta con varios equipos e infraestructuras. La financiación de este equipamiento procede de proyectos de investigación conseguidos a través de convocatorias a programas europeos, programas nacionales o contratos de investigación con empresas al amparo del artículo 83 de la LOU, que permite a las universidades estos acuerdos con entidades privadas para favorecer la investigación.
 
En el apartado de molienda, el Servicio cuenta con un molino de mandíbulas acoplado a un molino de rodillo, situado debajo, que completa la trituración. Hay otro molino de mandíbulas individual y un molino de discos para molienda fina, además de un mortero de ágata.
 
Para la parte de láminas delgadas, hay máquinas cortadoras, pilas de pulido manual y pulidoras. En estas últimas, las muestras son cortadas mediante discos de acero impregnados de diamante o bien otro tipo de discos y gracias a ellas se consiguen las láminas delgadas del espesor adecuado para verlas al microscopio. Por otra parte, también se cuenta con la infraestructura necesaria para endurecer las resinas para materiales no consolidados.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído