El Congreso de los Diputados ha aprobado por mayoría absoluta, con los únicos votos a favor del Partido Popular, la Ley Orgánica para Mejora de la Calidad Educativa (Lomce). La séptima ley educativa de la democracia, que entrará en vigor a partir del próximo curso 2014-2015 con importantes cambios, que SALAMANCA24HORAS detalla a continuación. 
 
A partir del próximo curso, en Educación Primaria se implanta una prueba de conocimiento en tercero cuyos resultados serán orientativos, examen que en sexto llegará en 2015-2016. En Educación Secundaria, los alumnos decidirán en tercero de ESO entre Bachillerato y FP, mientras que a partir de 2015 los de cuarto curso se presentarán a una reválida, aunque ese año no tendrá consecuencias, siendo obligatorio aprobarla a partir de 2016. En Bachillerato los cambios se aplican en primer curso a partir de 2014 y en segundo en 2015, cuando la reválida contará en la media para entrar en la Universidad y desaparecerá la Selectividad, mientras que a partir de 2016 habrá que aprobar la reválida para obtener el título de Bachillerato y ser universitario.
 
Por otro lado, las asignaturas de Primaria, ESO y Bachillerato se agrupan en troncales, específicas y de libre configuración autonómica. El Gobierno determinará los contenidos y el horario mínimo de las troncales, como Lengua, Matemáticas, Historia, ciencias o idioma extranjero, mientras que las comunidades tendrán competencias sobre Educación Física o Música. Respecto a Religión, su calificación contará en el currículum académico, pudiendo elegirse una asignatura alternativa de formación en valores, ya que desaparece completamente Educación para la Ciudadanía.
 
Al final de ESO habrá una evaluación individualizada y externa por cada opción de iniciación, que habrá que aprobar para obtener el título y poder acceder al Bachillerato o Formación Profesional. El Bachillerato tendrá las modalidades de ciencias, humanidades, ciencias sociales y artes. La evaluación final servirá para obtener el título, pudiendo acceder a la educación universitaria, aunque las universidades pueden convocar, además, pruebas específicas.
 
La nueva ley también contempla que no se podrá pasar de curso con más de dos suspensos si son Lengua, ya sea castellano o cooficial, y Matemáticas. La nota final de ESO se pondera al 70 y 30%, respectivamente, entre la nota media del conjunto de materias y el resultado de la evaluación final. Además, también se adelantan a segundo de ESO los programas de atención a los alumnos con problemas de aprendizaje, que actualmente se llaman Programas de Diversificación Curricular y se hacen en tercero y cuarto de ESO.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído