La campaña autonómica 2015 de vacunación frente a la gripe y al neumococo facilitará a los salmantinos que pertenezcan a los grupos de riesgo sanitario y social que así lo tengan recomendado, la vacunación desde este 20 de octubre hasta el 5 de diciembre. Estas fechas se ajustan a las recomendaciones técnico-científicas dirigidas a la optimización de la vacunación y responden a los patrones de presentación de la gripe y sus ondas epidémicas en las últimas temporadas.

La Consejería de Sanidad va a insistir en la presente campaña en el objetivo de extender la vacunación entre los trabajadores del sistema sanitario de Castilla y León, no solo como medio para su propia protección frente a la gripe, sino como medida preventiva con la que evitar la posible transmisión del virus a pacientes que atienden y a los que la enfermedad podría agravar sus patologías previas.

Las novedades para esta temporada, tras la incorporación de dos nuevos tipos vacunales de la campaña pasada, se centran en la vigilancia epidemiológica de la gripe y son la utilización por parte de la Red Centinela Sanitaria de Castilla y León de una nueva aplicación informática. El nuevo ?software? puesto a disposición de los médicos centinelas les permitirá notificar en tiempo real y de una forma más amplia los casos gripales que vean en sus consultas, además de controlar los frotis faríngeos que puedan remitir al Centro Nacional de la Gripe, en Valladolid, para la caracterización de los virus circulantes.

Grupos de riesgo

Los grupos de riesgo, tanto sanitario como social, que tienen recomendada la vacunación son estos: personas adultas y niños mayores de seis meses que padezcan enfermedades crónicas (pulmonares, cardíacas, diabéticos, inmunodeprimidos, etc.), así como personas con discapacidad y/o déficit cognitivo (síndrome de Down, demencias, etcétera); niños y adolescentes, de entre 6 y 18 años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico, por la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye tras la gripe; personas con obesidad mórbida (índice de masa corporal superior a 40); mujeres embarazadas, en cualquier momento del embarazo.

También personas institucionalizadas (mayores de seis meses) que residan en instituciones cerradas: centros o instituciones geriátricos y centros de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos psíquicos, etc.; personal del sistema regional de salud; grupos que pueden transmitir la gripe a personas de riesgo: trabajadores de centros asistenciales de personas mayores, trabajadores sociales de similar dedicación (atención a crónicos) y cuidadores y convivientes de pacientes de riesgo; servicios esenciales para la comunidad: bomberos, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, Protección Civil, etcétera); trabajadores de granjas y mataderos de aves y otros relacionados con el medio ambiente; y personal de educación, especialmente de guarderías y de centros de Educación Infantil.

Por su parte, la vacunación contra el neumococo se dirige en general a la población a partir de los 60 años. También a aquellas personas que ingresen en instituciones cerradas y centros geriátricos y para pacientes que presentes enfermedades crónicas de riesgo (enfermos del corazón, bronquíticos crónicos, diabéticos, etc.) que no hayan sido anteriormente vacunados.
Con cita previa y de forma escalonada

La vacunación es primordial en el caso de enfermos crónicos, ya que les protege del posible agravamiento que, de sus enfermedades de base, puede provocar la gripe, por lo que siempre es recomendable que se inmunicen ante la enfermedad. Las personas a las que sus médicos recomienden vacunarse podrán acceder a esta medida preventiva generalmente a través de su centro de salud o consultorio local. Para ello, se recomienda solicitar cita previa y que la petición se escalone a lo largo de las siete semanas que dura la campaña 2015. En el sistema de cita previa telefónica, se habilita una opción para solicitar la vacunación.

En el caso de pacientes hospitalizados, podrán ser vacunados durante su estancia en los hospitales, y si se trata de personas institucionalizadas en centros de atención a personas mayores o de asistidos, la vacunación se realizará por medio de la red de Atención Primaria de Sacyl  en colaboración con el personal de esos centros.

El personal sanitario y sociosanitario y otros profesionales que componen grupos de interés social para la colectividad podrán recibir la inmunización en sus centros de trabajo y a través de los respectivos servicios de prevención laboral. Asimismo, la Junta de Castilla y León desarrollará una campaña de vacunación para los empleados públicos de la Comunidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído