Los salmantinos gastarán en las rebajas de verano, que comienzan el lunes, una media de 56 euros por persona, cuatro menos que a nivel nacional y ocho más que en 2011, según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) publicado este sábado. Los salmantinos gastaron en las rebajas de 2008, año del inicio de la crisis, una media de 91 euros por persona, 35 más que este año. La cifra cayó progresivamente en 2009, con 86 euros; 2010, con 64; y 2011, con 48; pero este año se observa una ligera recuperación.
 
El estudio, basado en una encuesta realizada a 1.500 consumidores entre la segunda quincena del mes de mayo y la primera semana de junio, también indica que a nivel nacional desciende un 20 por ciento el número de consumidores que comprará en rebajas, pero aumenta el gasto previsto de los que comprarán. Así, siete de cada diez consumidores tiene previsto comprar en el periodo de rebajas, con un gasto medio previsto de 60 euros, frente a los 50 de 2011, es decir, un 16,6 por ciento más.
 
La ropa y complementos siguen siendo los artículos más demandados en rebajas por los consumidores, mientras que los artículos de tecnología y mobiliario pierden adeptos. Así, ocho de cada diez mujeres reconoce que comprará ropa y calzado, porcentaje que se reduce a un 66 por ciento en el caso de los hombres. Los centros comerciales y grandes almacenes son los lugares preferidos para comprar por la mayoría, un 71 por ciento, mientras que solo uno de cada diez comprará en tiendas de barrio. 
 
Sobre las medidas de ahorro previstas, el 22 por ciento de los consumidores evitará las marcas, un 29 por ciento comprará lo que está más rebajado y un 47 por ciento sólo lo que necesitan. Sin embargo, solo un tercio de los consumidores son previsores y harán una lista en función de su economía, el resto comprará a ciegas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído