El próximo 13 de junio se constituyen todos los ayuntamientos de España. El resultado de las elecciones municipales del pasado domingo ha propiciado corporaciones en las capitales de provincia y grandes ciudades donde ya no habrá bipartidismo de PP y PSOE. Ahora es el momento de los pactos de gobierno o de acuerdos en busca de apoyos para garantizar la gobernabilidad. En Salamanca también.

A día de hoy el actual alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, del Partido Popular, es quien más opciones tiene de repetir den el cargo. Al ser la lista más votada, con doce concejales, es quien parte con ventaja a la hora de necesitar menos apoyos para gobernar. Y es que cabe recordar que el próximo 13 de junio habrá una única votación y quien más apoyos obtenga será alcalde. Por tanto, se recuentan los síes, no ocurre como en los parlamentos autonómicos donde una mayoría de noes bloquea la elección.

En esta situación, Mañueco necesita el apoyo de otro partido. No lo tendrá del PSOE, cuyo candidato, Enrique Cabero, se ha postulado ya varias veces esta semana como alternativa. Tampoco de Ganemos, que ha manifestado públicamente que no quiere al PP en la Alcaldía y aboga por un cambio. Por tanto, el PP necesita los cuatro concejales de Ciudadanos, bien porque apoyen a Mañueco, bien porque se abstengan y no apoyan a Cabero. Todo depende de si el PP acepta las propuestas que le plantee Ciudadanos.

El PSOE, por su parte, necesita tanto el apoyo de Ganemos como de Ciudadanos para sumar quince concejales, frente a los doce del PP. No le vale con el apoyo de Ganemos, necesita también a Ciudadanos. Esta combinación pasa por la necesidad de que Mañueco no acepte las propuestas de Ciudadanos y Cabero sí lo haga.

Finalmente, hay otras dos combinaciones que dejan a Alejandro González, de Ciudadanos, o Virginia Carrera, de Ganemos, como alcalde o alcaldesa, en lugar de los candidatos de PP y PSOE. Si populares o socialistas no aprueban las propuestas de ciudadanos, podría darse la circunstancia de que el PSOE dejara gobernar a Ciudadanos o Ganemos para que no lo hiciera el PP, dándoles su apoyo. Son dos combinaciones muy improbables, pero en política no hay nada imposible. Hasta el 13 de junio, salvo que los protagonistas digan los contrario y dejen clara su postura, no hay nada descartable.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído