La Asociación Unificada de Militares Españoles (Aume) considera que el Ministerio de Defensa continúa manteniendo la misma idea y los mismos preceptos, ?basados en ideas caducas?, para establecer las jornadas y horarios de los miembros de las Fuerzas Armadas.

Recuerda que hay que tener en cuenta que las necesidades operativas y las derivadas del funcionamiento de las unidades ?provocan desajustes en el debido descanso y en la conciliación familiar?, por lo que ?tendrá que efectuarse un gran esfuerzo en tratar de mantener los mismos derechos que ya existen para el personal de la AGE, e incrementar las compensaciones necesarias por las condiciones y trabajos que amplíen las jornadas de trabajo y que restrinjan la conciliación?.

Añade la Aume que la disponibilidad permanente no puede entenderse como la disponibilidad del mando para cualquier actividad que se realice más allá de las jornadas y horarios establecidos. ?La disponibilidad permanente consiste en un estado de alerta del militar que le impone el deber de incorporarse al trabajo de forma no prevista, en determinados supuestos de necesidad urgente. Las guardias, los servicios, los ejercicios, etcétera, son actividades perfectamente reguladas y previsibles y así deben de ser tenidas en cuenta?, asegura la asociación.

Por eso, no va a admitir que no existan las horas extraordinarias y que no se reconozca y compense la disponibilidad permanente. ?Tampoco que no se prevea una compensación por la realización de determinados servicios y guardias de forma no presencial. No estamos de acuerdo en que se mantenga el podrá como discrecionalidad del jefe a la hora de efectuar un derecho de descanso o compensación por actividad extraordinaria, servicios, guardias, etcétera?.

Aume se opone a que no se contemple la singularidad del trabajo, guardias y servicios realizados en días festivos o con nocturnidad y su debida compensación. ?Estamos totalmente en contra de que los descansos y compensaciones por maniobras, navegaciones y actividades análogas, no se recojan en esta norma y queden a criterio del JEMAD y de los Jefes de Estado Mayor. También, mantenemos el desacuerdo a que, igualmente, queden fuera de la norma descansos y compensaciones por ?operaciones en el exterior?, quedando estas al criterio del JEMAD?, añade.

Y concluye que ?existe un clamoroso poco aprecio por la conciliación familiar. Es este un derecho que exige que las especiales condiciones de trabajo de los militares sean tenidas en cuenta, singularmente, mediante medias positivas. Asumimos, horarios extendidos, guardias, servicios, continuadas, maniobras, operaciones, pero no renunciamos a los descansos y compensaciones que todo ello conlleva?.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído