Las asociaciones vecinales de Salamanca, protagonistas hace cuatro años de grandes manifestaciones contra la subida del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en la ciudad han decidido oponerse frontalmente a la nueva subida. ,Esta decisión, "basada en que no es justo que la salida de la crisis recaiga principalmente en las clases populares y sobre un derecho como es el de la vivienda", fue adoptada el pasado lunes en la asamblea de las asociaciones reunida a tal efecto, explica Fevesa en un comunicado.

La oposición a este incremento en la contribución, que supondrá un aumento del 13 % en el recibo, alrededor de 50 euros de media, se realizará de la misma manera que en la ocasión de hace cuatro años. Así, en un primer momento, las asociaciones vecinales repartirán dípticos informativos para toda la población y celebrarán asambleas vecinales en todos los barrios de la ciudad.

Además, y buscando la solución de la problemática "sin necesidad de tomar decisiones más drásticas", pedirán reuniones con los diputados nacionales por Salamanca, con el alcalde de la ciudad y de aquellos municipios donde exista asociación de vecinos, con el presidente de la Diputación de Salamanca como representante de los alcaldes y con un interlocutor con el Gobierno a falta de nombramiento de Subdelegado de Gobierno en Salamanca y el Delegado del Gobierno en Castilla y León.

Además, Fevesa se podrá en contacto con otras federaciones y confederaciones de asociaciones vecinales de todo el país para fomentar dinámicas similares por toda España y conseguir hacer más fuerza a la hora de evitar el incremento. Por último, la federación vecinal pedirá un informe jurídico para conocer si la subida es legal y, en el caso de serla, si las corporaciones pueden negarse a aplicarla tal y como han manifestado en los últimos días el alcalde de Segovia y el presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias de Castilla y León.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído