Los datos del paro correspondientes al mes de marzo, hechos públicos por el Ministerio de Empleo, muestran cómo el desempleo salpica a todas las edades. Sobre todo a las mujeres mayores de 44 años sin trabajo anterior, cuya cifra no retrocede apenas y es casi cuatro veces superior a la de hombres.
 
En marzo había 1.361 mujeres sin empleo anterior mayores de 44 años, frente a las 1.335 del año pasado. Además, son catorce más que el mes pasado. En el cómputo general de paradas sin trabajo anterior hay casi doscientas más que hace un año, pues en marzo se registraron 3.557, frente a las 3.363 del ejercicio anterior.
 
La irrupción en el mercado laboral de amas de casa o de trabajadores mayores de 55 años había provocado una competencia por las ofertas de trabajo con jóvenes e inmigrantes, tradicionales destinatarios de las mismas. Además, se había producido una importante migración del sector de la construcción al de la hostelería y, por añadidura, al resto de sectores, ya que si hace unos años, en pleno 'boom' del primero, fueron muchos los trabajadores de la hostelería que decidieron dar el salto a la construcción, donde encontraban mejores horarios y retribuciones más atractivas, ahora es al contrario.
 
Esto había originado un incremento de más del 150 por ciento del número de amas de casa que decidieron incorporarse al mercado laboral para obtener unos ingresos extra con los que poder hacer frente a su situación familiar. El perfil de estas trabajadoras era el de una mujer con una edad comprendida entre los 40 y los 54 años, con hijos y con estudios primarios en su mayoría.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído