Al final del primer trimestre de este año el número total de trabajadores autónomos con menos de treinta años se ha incrementado más de un siete por ciento con respecto al número existente en el mismo trimestre del año 2013, en contraste con el año anterior, en el que se produjo un descenso del cuatro por ciento. La subida coincidió con la puesta en marcha de la denominada tarifa plana o bonificación de un 80% en la cuota a la Seguridad Social durante los primeros seis meses de actividad, medida que luego fue extendida a todos los colectivos de edad.
 
Para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) esta evolución del emprendimiento entre los jóvenes sin duda es positiva. Pero al mismo tiempo pide a las administraciones que vigilen muy de cerca el proceso posterior de consolidación de los proyectos, ya que la reducción de los costes de la seguridad social tiene que ser un incentivo para el lanzamiento de proyectos duraderos y estables.
 
Para Salvador Duarte, secretario de emprendimiento de UPTA, “la realidad es que en el primer trimestre del año la subida con respeto al último de 2012 ha sido ya solo del 0,34%, lo que puede representar que se está ralentizando el proceso o que comienza a haber bajas entre los jóvenes que se dieron de alta en alguno de los trimestres del año pasado”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído