Un total de 2.750 trabajadores del sector público han perdido su empleo a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) desde la entrada en vigor de la reforma laboral a principios de 2012. Así lo recoge un informe presentado por la Federación de Servicios Públicos de UGT, que muestra que desde la entrada en vigor de la reforma laboral se han disparado los despidos por ERE en el sector público.
 
En los tres años anteriores a la reforma laboral un total de 148 trabajadores del sector público perdieron su empleo por este mecanismo, mientras que sólo en 2012 esa cifra alcanza los 1.767 casos. A pesar de este fuerte incremento, el ritmo registrado en 2013 es aún mayor, pues sólo en el primer trimestre un total de 983 empleados públicos fueron despedidos, más de la mitad que en todo el ejercicio anterior.
 
Sin embargo, la reducción de empleo en el sector público a través de un ERE sigue siendo minoritaria en el conjunto de la disminución de plantillas que tienen lugar en las administraciones públicas. La mayor parte de esta caída se registra en las administraciones locales (un 7,9% menos) y en las comunidades autónomas (un 3,3% menos). Por otro lado, el informe muestra también un fuerte crecimiento de las jubilaciones voluntarias en el año pasado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído