La crisis económica ha afectado a todos los sectores de la sociedad, aunque algunos lo han notado más y otros menos, y a otros les ha tardado varios años en llegar las consecuencias. Uno de eso sectores que han notado menos las consecuencias de la crisis es el de los detectives privados, y así se lo explica el delegado de Castilla y León de la Asociación Profesional de Detectives Privados de España y director de Savia Detectives, Roberto García: “Durante los últimos años en los que la crisis económica ha sido más acuciante, el número de investigaciones por año se ha mantenido estable”.

Sobre esas posibles causas de que se haya mantenido el número de clientes, Roberto apunta que “posiblemente se deba a que por un lado la ciudadanía tiene un mejor conocimiento  del trabajo de los detectives privados y por lo tanto necesitan de forma imprescindible nuestros servicios; y por otro, la actual situación económica hace que la recopilación de pruebas e información de cara a un pleito o a una negociación se vuelva sumamente importante”.

Uno de los temas de las investigaciones que más importancia ha adquirido en los últimos años son “los servicios de recobro de deudas se han disparado. En Savia Detectives, al ser una agencia enfocada a la lucha contra el fraude corporativo y la investigación empresarial, somos unos aliados imprescindibles para muchas empresas de nuestra provincia y del resto de Castilla y León a la hora de cobrar deudas pendientes, y sobre todo, de asesorarse debidamente sobre la auténtica solvencia de un tercero con el que se pretende hacer un negocio”. Asimismo, también siguen siendo comunes las investigaciones relacionadas con empresas, bajas fingidas y el absentismo laboral injustificado en determinados sectores, porque “actualmente hay personas que están basando su estilo de vida en el fraude, fingiendo una dolencia que no existe”.

En el último año “muchas compañías están realizando importantes esfuerzos para auditar la calidad de su atención al cliente, luchar contra la corrupción interna, demostrar actos de competencia desleal o frenar actividades por parte de empleados en contra de los intereses de la empresa como el robo de información”, comenta el delegado de la Asociación Profesional de Detectives Privados.. Sin embargo, uno de los tipos de investigaciones “que sí han disminuido son sin duda las relacionadas con el entorno familiar”. 

Filtros burocráticos

Haciendo referencia a esas personas que basan su estilo de vida en el fraude fiscal, García señala que “en una de las últimas investigaciones realizadas durante este año demostramos el fraude que cometía una persona que estaba a punto de recibir una prestación por  invalidez absoluta. Es decir, previamente existían unos filtros burocráticos que certificaban que dicha persona no podía realizar ninguna clase de actividad laboral. Pues bien, gracias a nuestro trabajo demostramos sin ningún tipo de duda que esta persona no solo era capaz de trabajar físicamente sin ningún impedimento, sino que además se lucraba con actividades que no declaraba al fisco”.

Respecto al perfil de cliente de los últimos años, el delegado indica que “actualmente, los principales clientes de las agencias de detectives son las empresas, y no es casualidad ya que durante mucho tiempo los detectives hemos realizado una actividad de comunicación muy intensa para explicar los resultados de nuestro trabajo”. Y añade: “Por ejemplo, algunas personas ignoran todavía que los investigadores somos expertos en probática, es decir, en demostrar hechos, que cursamos tres años de carrera en la universidad, que estamos habilitados por el Ministerio del Interior y que nuestros informes son pruebas jurídicamente válidas que son aportadas diariamente en los juzgados”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído