La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (Fadsp) denuncia que los recortes y la crisis obligan a millones de personas a alimentarse de productos en mal estado, y muestra su extrañeza por que hasta el momento no se hayan registrado más casos como el de la muerte de tres miembros de una familia en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) días atrás.

La última Encuesta de Población Activa (EPA), correspondiente al tercer trimestre de 2013, muestra que casi diez mil familias salmantinas tienen en el paro a todos sus miembros en edad laboral, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En concreto, son 9.800, trescientas más que el trimestre anterior, aunque menos de las 11.000 que se alcanzaron a comienzos de año.
 
Recientemente este diario publicaba que el 11 por ciento de los hogares de Castilla y León con al menos un activo tiene a todos sus miembros en paro, por debajo de la media nacional, que se sitúa en el 14 por ciento, según se constata en el último Informe Regional Asempleo del Mercado Laboral. El estudio refleja que los parados que llevan más de un año en esta situación representan el 53 por ciento del total de desempleados, también por debajo de la media nacional (55 por ciento parados de larga duración).
 
El nuevo pobre

La cuarta parte de los ciudadanos está en riesgo de pobreza o de exclusión social, según un informe de la agencia estadística comunitaria, Eurostat, que sitúa a España entre los países donde más ha crecido el índice y donde más se prevé que siga haciéndolo. Son consideradas en ese estado las personas con ingresos inferiores al 60% de la media del país donde viven, sin recursos suficientes para pagar un alquiler o adquirir bienes básicos, o que utilizan menos del 20% de su potencial de trabajo.
 
Cada vez son más los 'nuevos pobres' que cada día acuden en demanda de ayuda ante una situación de pobreza en la que han caído por la situación económica. Muchos son españoles de entre 20 y 40 años que han tenido trabajos dignos y ahora se encuentran en situación de desempleo y no pueden afrontar el pago de sus facturas; también acuden familias jóvenes con hijos pequeños incapaces de salir a flote, mujeres solas con cargas familiares, inmigrantes... 
 
Es el nuevo perfil de pobre que ha llegado con la crisis y que se mantiene. Personas cualificadas, con preparación que, de la noche a la mañana, se encuentran sin trabajo y que no pueden hacer frente a su situación económica. Así, un 20% de los niños está en riesgo de pobreza o exclusión social, según un informe llevado a cabo por Unicef. Cabe destacar que para considerar que una familia se encuentra en el umbral de la pobreza debe tener ingresos menores a 11.000 euros durante un año. Unicef también ha dado un dato preocupante. Ahora mismo, un niño en España nace con una ‘deuda pública’ de unos 15.570 euros.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído