La crisis económica y los recortes del Ministerio de Educación, a través del endurecimiento de los requisitos exigidos, han disparado este curso las solicitudes de becas propias de la Universidad de Salamanca. Según los datos a los que ha tenido acceso SALAMANCA UNIVERSITARIA, en el presente año 2012-2013 la institución académica salmantina ha recibido alrededor de 1.100 peticiones de estas becas, cuyo plazo de presentación concluyó el pasado día 15 de febrero. Esta cifra, que por primera vez en la historia de este programa supera los 1.000 alumnos, supone un 33% más que la registrada el pasado curso, cuando se presentaron 825 solicitudes.
 
Un incremento que responde claramente a esas dos realidades, tal y como ya vaticinaba en declaraciones anteriores a este medio la propia vicerrectora de Estudiantes de la USAL, Cristina Pita. Y es que, por un lado, el aumento del paro y el consiguiente descenso de los ingresos de las familias ha aumentado el número de estudiantes que cumple los requisitos económicos para optar a una beca. Y, por otro, el endurecimiento de los criterios académicos para recibir una ayuda general de parte del Ministerio y la Junta se traduce en que sean más los alumnos universitarios que se queden sin las becas de esta administraciones y, por tanto, recurran al programa propio de la Universidad de Salamanca.

Más información en www.salamancauniversitaria.com.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído