A las siete de la mañana salía el primer autobús urbano de las instalaciones del polígono industrial El Montalvo II sin que hubiera incidentes con los piquetes informativos de los sindicatos presentes en el lugar. Miembros de CGT y Comisiones Obreras vigilaron que se cumplieran los servicios mínimos establecidos por el Ayuntamiento, que contemplan un vehículo por cada línea.

En el resto del polígono la situación fue de calma total, con ausencia de sindicatos después de acudir a la nave de los autobuses urbanos. Los servicios de limpieza funcionaban con normalidad, así como las empresas que decidieron abrir sus puertas y los trabajadores que eligieron no secundar la huelga general. Incluso los empleados de Qualytel entraron sin problemas, con la única presencia de algunos representantes de los sindicatos repartiendo octavillas, eso sí, con presencia policial de cerca.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído