Dos años después del terremoto de enero de 2010, el contexto humanitario en Haití sigue siendo muy complejo. Se han logrado avances, pero las necesidades de la población siguen siendo enormes. La larga fase de ayuda humanitaria ha dado paso a una etapa de reconstrucción y desarrollo que sentará las bases de un futuro mejor para las familias afectadas.

A día de hoy, Cruz Roja Española ha entregado ya 3.100 alojamientos progresivos, que proporcionan vivienda segura a más de 16.500 personas en 14 comunidades de Léogâne, departamento del Oeste. El programa de alojamiento, que tiene prevista la realización de un total de 4.500 viviendas, ha generado cientos de puestos de trabajo, y ha estado acompañado también de talleres de construcción segura para que las familias puedan mejorar y ampliar sus viviendas en el futuro. Las viviendas construidas en cuatro de estas comunidades se han levantado gracias a la subvención que el Ayuntamiento de Salamanca otorgó a Cruz Roja en Salamanca en 2011 por un importe de 5.500 euros.

 
Junto a la edificación de viviendas, se ha comenzado en las 14 comunidades la construcción de servicios de agua y saneamiento, que está previsto que finalicen a lo largo de 2012. “El alojamiento no se limita solamente a construir unos cimientos y unas paredes. Un hogar también se compone de otros elementos como el acceso al agua potable y el saneamiento, así como oportunidades de educación y empleo o medios de subsistencia”, recalca Bárbara Vallés, jefa de la delegación de Cruz Roja Española en Haití.
 
En el departamento del Sudeste, más de 1.000 familias han recibido semillas y aperos de labranza y formación en técnicas sostenibles de producción agropecuaria, que les permitirá recuperar sus medios de vida. En este mismo departamento y en el del Oeste, se está trabajando ya en la reconstrucción de 16 escuelas y un centro de salud.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído