La Comisión de Bienestar Social del Ayuntamiento de Salamanca ha concedido esta mañana una ayuda extraordinaria a un joven en riesgo de desahucio al atravesar graves problemas económicos que les impiden afrontar las cargas hipotecarias. En esta ocasión la ayuda municipal para esta persona es de 1.450 euros. Esta aportación se destinará al pago de cuotas mensuales hipotecarias pendientes y a deudas contraídas con la comunidad de propietarios. 

Desde la aprobación de la convocatoria, hace un año, el Ayuntamiento de Salamanca ha ayudado a más de un centenar de familias para que no perdieran sus casas. El objetivo del Ayuntamiento de Salamanca con estas ayudas es apoyar a las personas que peor lo están pasando. Pueden acceder a estas ayudas extraordinarias, que ascenderán a un máximo de 3.195 euros anuales, las familias salmantinas en situación de emergencia social, con todos sus miembros en paro, con escasos ingresos (entre 7.668 y 11.502 euros anuales dependiendo del número de miembros de la familia) y que no puedan hacer frente a la hipoteca. 

Estas cantidades económicas se destinan, por ejemplo, al pago temporal de la cuota hipotecaria, para que la cuantía libre de que disponen las personas les garantice atender sus necesidades básicas, o a los gastos ordinarios de renovación de préstamos hipotecarios o resolución de los mismos en caso de dación en pago (tasación, notaría, gestoría y registro). Estas ayudas también podrán financiar la puesta al día respecto a cuotas vencidas cuando esta deuda imposibilite los acuerdos con las entidades bancarias o el levantamiento de embargos de pequeña cuantía anotados como cargas registrales que impidan la renovación del préstamo hipotecario.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído