La fachada principal del Ayuntamiento de Salamanca ilumina de rosa desde este viernes y hasta el lunes con motivo del Día Contra el Cáncer de Mama Mundial, que se celebra el sábado 19 de octubre. La iluminación de la fachada de rosa, color que simboliza el apoyo a esta causa, permanecerá visible en el Consistorio salmantino desde el viernes hasta el lunes, cuando operarios municipales retirarán los filtros que no supondrán ningún desembolso para el Ayuntamiento de Salamanca ya que el coste de los filtros ha sido asumido por la delegación salmantina de la Asociación Española contra el Cáncer, quien ha solicitado la iniciativa al igual que en los dos años anteriores.

Cada 19 de octubre se recuerda el compromiso de toda la sociedad en la lucha contra el cáncer de mama, a la vez que se brinda una oportunidad de ámbito internacional para centrar la atención en importantes cuestiones sobre la detección precoz de esta enfermedad.

Prevención

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) inició en febrero de 2013 una campaña de comunicación bajo el lema 'En oncología, cada avance se escribe con mayúsculas'. Mensualmente la Sociedad está emitiendo notas de prensa con la evolución y los avances que han supuesto los principales tumores. Coincidiendo con el Día Mundial del Cáncer de Mama que se celebra cada 19 de octubre, destacan los avances más importantes.

 
Considerando el global de todos los tumores malignos, a principios de los años 80, la supervivencia a los cinco años del diagnóstico apenas superaba el 45%, mientras que a día de hoy se aproxima prácticamente al 65% de los casos. El incremento es por tanto menor al 1% anual, pero la suma de pequeños avances ha llevado en su conjunto a un incremento tan significativo. 
 
A principios de los años ochenta, las mujeres diagnosticadas de Cáncer de Mama tenían unas posibilidades de estar libres de recaída a los cinco años tras el diagnóstico que se situaba en torno al 70%. En la actualidad la cifra se aproxima a casi un 90%. Este beneficio no se ha alcanzado repentinamente. En los años setenta se obtuvieron los primeros resultados que beneficiaban a las pacientes de recibir un tratamiento con quimioterapia tras la cirugía. También por aquella época tenía éxito el tratamiento hormonal del cáncer avanzado de mama con un tratamiento hormonal, el tamoxifeno, que poco después se comenzó a emplear en estadios precoces de la enfermedad.
 
En la década de los ochenta, una nueva quimioterapia, las “antraciclinas” mejoraba los resultados obtenidos con esquemas previos, y no fue hasta finales de los años noventa cuando los Taxanos aumentaron aún más los beneficios de las antraciclinas. La incorporación de nuevos tratamientos hormonales a comienzos del siglo XXI mejoró los resultados del tamoxifeno. El descubrimiento de tipos de cáncer con diferentes perfiles biológicos permitió en la década pasada incorporar anticuerpos monoclonales como el Trastuzumab al tratamiento del cáncer de mama Her2 positivo, hasta entonces de mal pronóstico por su mayor agresividad.

Cirugías más conservadoras

 
Además, en estas tres décadas la proporción de cirugías mucho más conservadoras o la no intervención de la axila, evitando complicaciones y mejorando la calidad de vida de las pacientes ha sido otro hecho de gran relevancia. Cada uno de estos pasos, en muchos casos, apenas mejoraba a los tratamientos previamente existentes en un 2% o 3% de menor tasa de recidivas de la enfermedad. 

Algo que podría ser considerado irrelevante. Con más de 25.000 casos al año de cáncer de mama en España, cada 1% de mejora con un avance en el tratamiento del cáncer de mama hace que 250 mujeres menos recaigan de su enfermedad. Cada una de esas mujeres tiene nombre y apellidos. Y cada uno de esos avances ha conseguido aumentar la supervivencia en un 20% entre los años 70 y la actualidad. 

 
Un solo ejemplo. A comienzos de los años 2000, más de 1.200 mujeres españolas participaron en un ensayo clínico del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) que demostró que añadir paclitaxel a la quimioterapia que hasta entonces se consideraba estándar conseguía que recayeran de la enfermedad un 6% de mujeres. Hoy, el paclitaxel y otros taxanos, solo en España evitan más de 500 recaídas al año.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído