El Ayuntamiento de Salamanca mejoró en diciembre el plazo medio de pago a proveedores, que en su mayoría son autónomos y pequeñas empresas, hasta situarlo por debajo de los 27 días desde que se registra la factura. Es decir, realizó los pagos 3,40 días antes de que empiece a contabilizar el plazo máximo para hacer efectivo el abono, que, según la Ley de Estabilidad Presupuestaria, se inicia a los 30 días de registrarse la factura. 

"Mantener unas cuentas equilibradas, saneadas y claras ha permitido al Ayuntamiento seguir pagando puntualmente a los proveedores municipales, como se ha comprometido el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, en su programa de gobierno", explica el Consistorio en un comunicado.

Añade que la gestión económica ha posibilitado también seguir reduciendo la deuda, lo que permitirá que la ratio de endeudamiento se sitúe a 31 de diciembre de 2016 aproximadamente en el 55%, (76,9 millones de euros), nivel de endeudamiento más bajo de los últimos 24 años. 

"La reducción del plazo medio de pago a proveedores municipales y de la disminución de la deuda se hace a la vez que el Ayuntamiento mantiene la calidad de los servicios públicos, incrementa el gasto social y aumenta la inversión pública en la ciudad", concluye.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído