El concejal de Cultura del Ayuntamiento de Salamanca, Julio López Revuelta, ha aprovechado la presentación de la obra “Vecinos” para destacar las dificultades en las que se encuentra su equipo para mantener el Centro de las Artes Escénicas y de la Música y el museo DA2. “No podemos pedir más esfuerzo al Ayuntamiento del que está haciendo, pero sí a otras instituciones”, ha asegurado.

Entre esas instituciones a las que se ha referido se encuentran la Junta de Castilla y León, la Diputación de Salamanca y, especialmente, el Gobierno estatal, del que ha señalado que “no ha aportado nada”.

 

Sobre los costes que ha tenido que asumir el Ayuntamiento a través de la fundación Salamanca Ciudad de Saberes, López Revuelta ha indicado que “no quiere decir que la situación sea mala, sabíamos que son infraestructuras que no iban a ser efímeras y teníamos que darles una continuidad y una utilidad”.

 

Debido a la disminución de ingresos por la falta de patrocinadores y de colaboraciones, el concejal ha confesado que se han visto obligados “a ajustar los costes al máximo”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído