Este jueves concluía el plazo dado por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para que los ayuntamientos comunicaran sus pagos pendientes a 31 de diciembre de 2011, de cara a acogerse el mecanismo financiero por el cual se abonarán las facturas pendientes a los proveedores. En el caso de la provincia de Salamanca, los consistorios suman cerca de 25 millones de euros que estarán en circulación para las empresas que así lo hayan comunicado. No obstante, se publicará un listado provisional donde los proveedores que no aparezcan podrán presentar alegaciones, teniendo en cuenta que se cobrará por orden de antigüedad y si se rebaja la deuda.

Como ya informara días atrás este diario, el Ayuntamiento de Salamanca tiene pendientes facturas por más de 17 millones de euros, que abonará con la línea de crédito aprobada por el Consejo de Ministros recientemente. La mayoría corresponden al propio Consistorio, pero también hay dinero de las fundaciones municipales, antes de que se fusionasen. Las nuevas dependencias de la Policía Local, con 3,8 millones de euros pendientes, son la factura más abultada.

 
El resto de ayuntamientos de las cabeceras de comarca y municipios importantes debe cantidades menores. En el caso de Béjar, 800.000 euros, una cantidad similar que Ciudad Rodrigo, 900.000 euros. Peñaranda de Bracamonte debe 800.000 euros, mientras que la última cabecera, Vitigudino, es la que más facturas tiene pendientes, por importe de 1,7 millones de euros. Otros municipios importantes son Alba de Tormes, donde su ayuntamiento debe 500.000 euros, y La Alberca, con un millón de euros pendientes, cantidades a las que se suman también las de otros ayuntamientos importantes.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído