La Comisión Ejecutiva del Banco de España concluyó este martes el proceso de aprobación formal de los planes que las entidades financieras presentaron antes del 31 de marzo para el cumplimiento de lo previsto en el decreto de saneamiento del sector financiero, que establece exigencias adicionales de provisiones y capital en relación con los activos vinculados a la actividad inmobiliaria.
 
Según informó el Banco de España en una nota, en conjunto las entidades han comunicado unas necesidades adicionales de provisiones por importe de 29.077 millones de euros y unas mayores exigencias de "capital principal" de 15.573 millones de euros, después de los saneamientos extraordinarios por 9.192 millones ya efectuados anticipadamente al cierre de 2011.Entre ellas hay dos entidades, Caja 3 y CEISS (Caja España-Duero), que han planteado su intención de participar en procesos de integración con otras dos, que son Ibercaja e Unicaja, respectivamente, para cumplir con las nuevas exigencias.
 
Los planes presentados también muestran que todas las entidades pueden cumplir con sus requerimientos de "capital principal" en la fecha prevista, incluyendo el recargo especial de capital para riesgo inmobiliario introducido por la nueva normativa. Además, según el regulador, "muchas entidades cuentan con holgura suficiente de capital principal". En algún caso, dichos planes incluyen medidas de colocación de capital a terceros que conllevan que el umbral de "capital principal" exigido legalmente se reduzca desde el actual diez por ciento, hasta el ratio general del ocho por ciento.
 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído