Banco EspañaDuero, surgido a partir de Caja España de Inversiones Salamanca y Soria (Ceiss) y dependiente del Grupo Unicaja, ha anunciado a los representantes legales de los trabajadores la necesidad de constituir la mesa de negociación para el inicio de un proceso de reestructuración laboral.

Esta medida es consecuencia tanto de los requerimientos de la Comisión Europea, como del contexto económico en que se encuentra el sector financiero, que hacen necesarias medidas adicionales de eficiencia. Por otra parte, la reciente integración informática y operativa entre las antiguas Caja España y Caja Duero, y la apuesta por un modelo de negocio con mayor presencia de canales digitales posibilitan también este proceso de reducción de costes.

Banco EspañaDuero tiene previsto completar los requerimientos impuestos por la Comisión Europea dentro de su plan de reestructuración para 2016, que incluían, entre otros, los siguientes aspectos: focalización de la red de oficinas en sus territorios de origen (Castilla y León, Madrid y Cáceres), venta ordenada de participaciones empresariales y reducción de plantilla.

"La entidad continúa así con la reorganización de su negocio para garantizar la competitividad y reforzar su liderazgo en sus territorios de referencia. Este proceso permitirá al banco afianzar sus niveles de eficiencia y alcanzar la senda de la rentabilidad sostenible, necesaria para seguir mejorando la calidad del servicio", asegura EspañaDuero. Añade que inicia este proceso con la mayor voluntad de diálogo con los sindicatos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído