Otro problema laboral para la Junta de Castilla y León está en los bomberos, que se oponen a la privatización del Servicio de Salvamento y Rescate dependiente del 112. Así, exigen una Ley del Fuego con el fin de regular la profesión a través de un estatuto que permita unificar sus condiciones laborales.

La Plataforma de Bomberos Profesionales de Castilla y León quiere paralizar la privatización del Servicio de Salvamento y Rescate del 112, sacado ya a concurso, pero también revertir la misma situación por la que atraviesa el parque de la Diputación de Salamanca desde 2005-2006, ?lo que revela la pretensión de la Junta de hacer negocio con la seguridad de las personas, y eso no se puede permitir?.

Además de paralizar el proceso, los bomberos entienden que la Junta tiene una deuda pendiente con ellos desde 2007, fecha en la que se aprobó la Ley de Protección Ciudadana en la que ya entonces se dio un plazo de un año para la puesta en marcha de la Ley de Fuego y un Estatuto para los Bomberos Profesionales de Castilla y León. ?Se abrió una mesa de negociación pero se interrumpió, y hasta ahora?, denuncian.

Sólo de esta forma, como precisan, se garantizará que el servicio sea prestado por funcionarios de carrera regulados, además, por las mismas condiciones laborales y con idéntica uniformidad y medios materiales, entre otras exigencias. En caso contrario, advierten de habrá una larga serie de movilizaciones.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído