Cada año hay en torno a 170 pueblos de Salamanca sin niños, una tendencia al alza desde el año 2000 mientras continúa la emigración de jóvenes hacia la capital u otras provincias en busca de oportunidades. El informe 'La población de Castilla y León en los inicios del siglo XXI' aborda la natalidad y la emigración durante una década. Así, desde el año 2000 se ha ido incrementando el número de municipios de la provincia de Salamanca donde no hay nacimientos para llegar al último lustro donde cada año hay casi doscientos pueblos sin alumbramientos.
 
Aunque muchos se van turnando y un año hay nacimientos, al siguiente no, otro que llevaba dos o tres años de repente registra alguno, hay veintitrés pueblos sin partos durante una década, entre 2000 y 2009. Se trata de La Atalaya, Barbalos, La Bastida, La Cabeza de Béjar, Las Casas del Conde, Castraz, Cilleros de la Bastida, Fresnedoso, Garcirrey, Monforte de la Sierra, Monleón, Navalmoral de Béjar, Pastores, Peralejos de Arriba, Puebla de San Medel, Puertas, Puerto Seguro, Sardón de los Frailes, Tenebrón, Tremedal de Tormes, Vallejera de Riofrío, Villarmuerto y Villasdardo.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído