El consumo de cerveza en España descendió un 2,1% en bares y restaurantes en 2011 y se situó en 48,2 litros per cápita, prácticamente un barril de cerveza estándar de 50 litros. Sin embargo, las exportaciones aumentaron un 9,12%, según el informe socioeconómico del sector de la cerveza correspondiente al año pasado. Con un descenso acumulado del 18% en los últimos cinco años, España se sitúa de nuevo entre los países europeos con un consumo de cerveza más moderado.
 
Esta tendencia se debe a que en España “la cerveza se asocia al encuentro familiar o amistoso y se toma acompañada de alimentos, de manera responsable y moderada por la mayor parte de la población”, explicó hoy la secretaria general de Agricultura y Alimentación, Isabel García Tejerina. A pesar de la caída, España continúa como cuarto país productor de cerveza de la Unión Europea, con una producción de 33,6 millones de hectolitros, y aporta en términos de valor añadido unos 5.900 millones de euros y su valor en el mercado representa un 1,2% del PIB.
 
El sector de la cerveza emplea en España a más de 221.000 personas, entre enpleo directo e indirecto, la mitad, unas 185.400, en hostelería, y un 12% en el sector agrícola que abastece a las compañías cerveceras. Además, el sector aumentó sus exportaciones un 9,12%, mientras que las importaciones descendieron un 4,36%, lo que hace que más del 90% de la cerveza consumida en España se elabore en territorio nacional. Las ventas de cerveza en España se mantuvieron en niveles similares al año anterior, 32,8 millones de hectolitros, como resultado del 7,6% de aumento del turismo extranjero.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído