Las personas jóvenes inactivas, que no están ni trabajando ni participando en el sistema educativo, los denominados 'ni-ni', corren un mayor riesgo de exclusión social, según advierte la OCDE. En el conjunto de países de la OCDE, hay un 17,7% de jóvenes en la franja de edad de 20 a 24 años que se encuentran en situación de inactividad. En la Unión Europea el país más afectado por este problema es España. En 2009, último año para el que se facilitan datos comparados, un 26,3% de los jóvenes españoles entre 20 y 24 no trabajaban y estudiaban.

La cifra ha aumentado, además, considerablemente desde 2007, cuando estaba en un 17,2%. "La elevada tasa española evidencia que es urgente tomar medidas para integrar a este colectivo al menos en el sistema educativo, ya que aspirar a un empleo resulta tremendamente difícil con una tasa de paro juvenil tan alta como la española", considera el informe. Italia, Francia y Estonia cuentan con una cifra en torno al 20%. Por encima del promedio de la OCDE figuran, además, el Reino Unido (19,1%) y Grecia (18,2%).

En Suecia, Polonia y Bélgica la cifra de jóvenes inactivos baja a tasas levemente superiores al 16%. Alemania ha logrado bajar su tasa a un 13,7%, mientras que Austria se sitúa en un 11,8%. Dinamarca, Luxemburgo y los Países Bajos son los tres países de la UE con el menor porcentaje de jóvenes inactivos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído