Desde el año 1991, el 14 de noviembre más de 160 países celebran el Día Mundial de la Diabetes. Esta iniciativa fue impulsada por la Federación Internacional de la Diabetes y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para concienciar e informar a la población de las causas, síntomas o tratamiento de esta patología que cada año afecta a más personas. En esta ocasión, la temática gira en torno a la educación e información para la prevención de esta afección, ya que, una de cada dos personas que sufre algún tipo de diabetes lo desconoce.

Por esta razón, la Asociación de Diabéticos de Salamanca pasará la jornada a pie de calle informando a todos aquellos salmantinos y visitantes que pasen por la plaza del Liceo y que tendrán la oportunidad de realizarse una glucemia para conocer sí padecen o no esta enfermedad. A su vez, se llevarán a cabo diferentes charlas y conferencias informativas en el salón de Caja Duero de la Plaza de los Bandos a las que podrán asistir tanto enfermos como familiares o personas sanas pero que deseen conocer más de cerca esta patología.

Según la OMS en el planeta existen actualmente más de 347 millones de personas con esta enfermedad, que en el caso de España supone el 10% de la población. Este porcentaje se eleva hasta la barrera de los 14 puntos al englobar a enfermos con diabetes diagnosticada y a aquellos que desconocen que la padecen. La presidenta de la Asociación de Diabéticos de Salamanca, Belén Bernal, ha explicado que año tras año se incrementa el número de personas que descubren que sufren algún tipo de diabetes, por lo que resalta la importancia de educar y concienciar desde la infancia de la existencia de esta afección.

Bernal apunta que entre los distintos tipos de diabetes es la de tipo 2 la más notable y frecuente en la población y que es conocida como la enfermedad silenciosa, ya que aparece sin levantar apenas sospechas en el paciente, quien, normalmente, hasta que no nota una pérdida progresiva de su visión, uno de los principales síntomas, no acude a su médico. Una vez diagnosticada la enfermedad será el médico quien establezca un diagnóstico personal para cada paciente pero que tendrá siempre cuatro pilares fundamentales (formación y educación, tratamiento, dieta y ejercicio) que contribuirán al control de la enfermedad y la posibilidad de llevar un ritmo de vida lo más normal posible.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído